Críticas

Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile: La historia de Liz

Esto También Es.- Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile consigue una de las mejores actuaciones de Zac Efron encarnando uno de los asesinos más sádicos y notorios en la historia estadounidense.

Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile

La película de Netflix inicia con Ted Bundy (Zac Efron) en un bar a mediado de los años 70 donde tiene un encuentro casual con Liz (Lily Collins). En ese momento Liz atraviesa un momento delicado de su vida, se convierte en madre soltera y con el ánimo caído, su mejor amiga le invita a pasar la página disfrutando de la vida y el momento cuando el carismático Ted le conquista luego de mostrar una actitud amorosa con su hija Molly. Esa actitud sumada a la caballerosidad de Ted, enamoran perdidamente a la pareja.

Las cosas toman un giro extraño y espeluznante cuando Bundy es arrestado por un secuestro en Utah, pero Liz está convencida de que es solo un caso de identidad equivocada. A partir de entonces comenzará un sufrimiento perpetuo y una ceguera poco justificada como conductor de la trama.

Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile

En el reparto principal se unen una “amiga” del pasado de Ted, Carole Anne Boone (Kaya Scodelario), con un personaje si ofrece una visión cercana al macabro cerebro de Bundy. El infaltable juez John Malkovich, uno de los pocos cerebros racionales en la historia real del asesino y Joanna (Angela Sarafyan), la mejor amiga de Liz.

Dirigida por Joe Berlinger, mismo director de ‘Conversations With a Killer: The Ted Bundy Tapes’, llevó a la televisión la perspectiva de Bundy a través de ese documental. En esta oportunidad se preocupó por llevar el punto de vista de Elizabeth Kloepfer, mencionada aquí como una de sus seudónimos, Elizabeth Kendall (Lily Collins) pero, ¿Fue esa la decisión correcta?

En el entendido que el hilo conductor de la historia es “la culpa” de Kloepfer y no lo vil y macabro de Ted Bundy falto sustancia en su personaje. La única razón aparente es el magnetismo de Bundy y su poder de convencimiento casi envidiable.

Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile

Conociendo lo brillante del director al dirigir el predecesor de esta película, el público esperaba que profundizara en la historia de Ted tal como sugiere el título. A cambio de eso poca o nula información adicional queda al descubierto.

A pesar de ello la narrativa está bien diseñada. Es sencillo acompañar la historia incluso con sus saltos de tiempo. La genialidad en la interpretación de Efron impresiona gratamente. Lejos de recordar al jovencito de High School Musical, su papel emana la solidez vista en The Greatest Showman, el problema es que al igual que en esa cinta, él no era el protagonista del guión, solo de interpretación.

Lo Mejor: La actuación de Zac Efron.

Lo Malo: la poca sustancia en la trama y el título enfocando a Ted Bundy cuando la historia es claramente de Elizabeth Kloepfer.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.