Espectáculo

Juego de Tronos Episodio 8×05: Despierta la furia de Daenerys Targaryen

Esto También Es.- The Bells, (Las Campanas) fue absolutamente increíble y de seguro tendrá tantos seguidores como haters. Si una palabra lo describe es “polémica”.

Demasiadas historias por tejer, mucho potencial, dan la bienvenida a giros sorprendentes. Por supuesto, todavía hay un episodio por delante que puede alterar aún más las cosas. Pero «The Bells», una entrega impregnada de terror y muerte, estaba destinada a subrayar una verdad miserable sobre la guerra: que destruye todo a su paso, sobre todo a la gente común por cuya lealtad se está luchando. Daenerys ha corrido desenfrenadamente defendiendo su título noble como la Dama y Protectora de los Siete Reinos a través de la serie como guerrera todopoderosa, montada en un dragón, tomando una ciudad tras otra ciudad con facilidad.

Ahora bien, llegamos al final sin llegar nunca al todo. Este fue un magnífico episodio de televisión que nunca ganó su esplendor.

Buena parte en «The Bells» dependía del ataque final de Daenerys donde su estilo absolutamente visceral desatara la venganza mucho más allá de lo que había intentado antes.

Sí, la Reina Dragón siempre ha tenido una pasión por la ejecución con fuego (solo para recordar los quemados más resaltantes en la historia de Dany: temporada 1 ‘Mirri Maz Durr’; temporada 2 ‘la casa de Undying’;  temporada 3 ‘Astapor’; temporada 4 ‘la crucifica a los Maestros de Meeren’; temporada 5 ‘Los Nobles de Meerenise’; temporada 6 ‘Vaes Dothrak’; temporada 7 ‘el tren’; y por supuesto la temporada final no acabaría sin las llamas de esta reina quien en la temporada 8 quema ‘Kings landing’).

Sin los consejeros que equilibraban a Dany, (Jorah y Missandei) su furia es incontrolable. Daenerys, en nada más que un arrebato, decidió no solo desatar a su dragón en la Fortaleza Roja, sino también quemar la ciudad indiscriminadamente, incinerando calle tras calle irónicamente con la gente común que pretende gobernar.

No estoy segura de cómo describirlo, el espectáculo podría haber sentado las bases para este giro; no lo hizo Daenerys se ha presentado durante tanto tiempo como una ‘líder’ moldeada por su experiencia como alguien justa, cautiva alguien que aborrecía la esclavitud y tenía poco gusto por la crueldad pura.

La serie podría haber demostrado fácilmente la desagradable realidad de su lucha por Westeros sin poner la opción de masacrar a inocentes directamente sobre sus hombros. En cambio, «the bells» terminaron retratando uno de los puntos álgidos del final de temporada con Dany y su ataque estrictamente emocional, cansada, solitaria, paranoica, en definitiva, una mala reina. Esa elección pareciera asomar la idea que Varys Tyrion conversaron anteriormente donde Varys comentó que le encantaría sentar a Jon en el Trono de Hierro porque ya Dany no tiene lo que se necesita.

Como si eso no fuera suficiente, The Hound buscó a su hermano para una última batalla. Jaime encontró a Cersei y murieron en los brazos del otro de la forma más romántica.

Ciertamente este episodio fue uno de los más atractivos e interesantes en esta temporada. Fue claramente bien ejecutado con unas actuaciones que despiertan furor, acción limpia y un corte transversal inteligente entre piezas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.