Streaming

Black Mirror 5 se desconecta de la saga

Esto También Es.- Black Mirror estrenó la esperada 5ta temporada. Con un mes de publicidad donde Miley Cyrus era la figura estrella de la temporada, terminaron siendo Andrew Scott y Anthony Mackie quienes mantiene a flote la temporada.

En opinión general de los espectadores esta serie de 3 episodios ha sido la peor, en realidad agregaría la única con una creciente ola de críticas negativas.

Es realmente decepcionante. Annabel Jones y Charlie Brooker, encargadas del guión se alejaron del universo Black Mirror colocando escasas conexiones con las 4 temporadas anteriores. Estas son entregas dramáticas donde el título de la franquicia es lo único que prevalece.

Black Mirror desde el principio ha capturado la atención en Netflix por la unicidad, los excesos, la distorsión y la visión futurista que perturba al televidente como consecuencia del uso de la tecnología como parte integral de la vida diaria.

La serie de 3 episodios comienza con ‘Striking Viper’, una historia absolutamente bizarra protagonizada por Danny (Anthony Mackie), Theo (Nicole Beharie), Roxette (Pom Klementieff) y Karl (Yahya Abdul-Mateen II), con un episodio basado en la sexualidad donde preguntas relacionadas con la moral e incluso identidad se colocan frente al espectador dejando abiertas las respuestas. Nada aquí es correcto o incorrecto. Esto es un episodio reflexivo bien logrado.

La siguiente entrega titulada ‘Smithereens’ está a cargo de Chris (Andrew Scott) junto a Jaden (Damson Idris) y Billy Bauer (Topher Grace). En mi opinión personal, el mejor de los tres temas. En esta oportunidad la reacción ante la “normalización” de los teléfonos inteligentes y las redes sociales pueden afectar emocionalmente a cada ser humano. Francamente es como una película de suspenso donde conectas casi de inmediato con Andrew Scott.

El último de los episodios ‘Rachel, Jack and Ashley Too’ está protagonizado por Cyrus bajo el pseudónimo Ashley O., Rachel (Angourie Rice) y Jack (Madison Davenport) una reconocida artista pop que intenta mantener su personaje positivo.

Al final la narrativa se pierde confundiendo al espectador en medio de una historia débil donde la peor de las adolescentes se fusiona con una mundialmente conocida estrella.

Son escasas las narrativas que se pueden rescatar de este guión. El personaje de Cyrus se pregunta si un robot digital hecho a su imagen podría proporcionarle la oportunidad de despedirse del estrellato para salvar su alma.

Luego de 67 minutos el concepto de celebridad se distorsiona tanto que entrega una versión caricaturesca, trillada, y en última instancia absurda. Lejos de parecer una historia en el universo de Black Mirror, este episodio coquetea con la idea de un spin-off.

Lo Mejor: Las actuaciones.

Lo Malo: Los guiones, resulta increíble, justo el punto fuerte de Black Mirror y se lo tomaron a la ligera. Espero que llegue na sexta temporada y suban el nivel como en el caso de Bandersnatch donde quedamos atónitos por todo el concepto.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.