Críticas

‘Murder Mystery’ una comedia divertida de la vieja escuela

Esto También Es.- Murder Mystery entrega una comedia divertida donde Jennifer Aniston consigue el equilibrio y freno que Adam Sandler requiere para su regreso estelar.

Originalmente concebida como una producción de Walt Disney Studios con John Madden en la dirección con Charlize Theron como protagonista, de alguna manera desistieron de a idea y terminó aterrizando en Netflix.

Aunque se desconocen las razones de estos cambios radicales, o como habría sido con su idea anterior, si puedo decir que consiguieron una película entretenida con Aniston dejando a Charlize entre el grupo de la larga lista de productores que incluye a Allen Covert, Beau Flynn, Adam Sandler, Enzo Sisti, James D. Stern, Tripp Vinson y James Vanderbilt, este último encargado del guión.

La cinta sigue la historia de una pareja clase media, los Spitz. Audrey Spitz (Jennifer Aniston) es una peluquera que sigue esperando por una luna de miel que su esposo Nick Spitz (Adam Sandler) le ha prometido hace 15 años “Para cuando tengan tiempo libre”.

El Sr. Spitz por su parte es un oficial de policía que sueña con convertirse en detective y en su afán por ‘enorgullecer’ a su esposa lleva toda la vida mintiendo tras asegurar que se ha convertido en detective a pesar de haber fallado la prueba en múltiples oportunidades.

En su aniversario de bodas, la pareja cena con unos amigos Jimmy Stern (Erik Griffin) y su esposa Holly (Sufe Bradshaw). Luego de un comentario de Audrey cuando espera su ‘sorpresivo’ obsequio anual, una Gift Card de Amazon, Nick la sorprende bajo presión diciendo que se irán de vacaciones a Europa tal como ella siempre soñó.

Feliz con la noticia, embarcan el avión en la peor clase turista de la historia y Audrey decide aventurarse a pasar a primea clase donde conoce al playboy (Luke Evans) quien le extiende una invitación a una lujosa fiesta de yates organizada por un multimillonario Malcom Quince (Terence Stamp). Pronto las cosas cambian cuando uno de los invitados asesina a Quince dejando a los Spitz como los principales sospechosos.

La historia ciertamente replica la figura detectivesca que ya vimos anteriormente en la cinta ‘Muerte en el expreso Oriente’, basado en la novela de Agatha Christi. Básicamente es una comedia del mismo libro. Todas las señales, la librería, la obsesión de Audrey por los libros de detectives como R. L. V. P. Murder de Mignon Ederhart o Death in the Library de Nancy McGovern, todo apunta a que está basado en una novela del estilo, aunque nunca dejan por sentado el nombre, la verdad no hace falta.

La química desarrollada con esta pareja fluye con el guión permitiendo disfrutar del trabajo juntos. Cuando aparecieron juntos por primera vez en «Just Go With It«, muchos criticaron terriblemente la película, sin embargo, el público les devolvió $ 200 millones como muestra de la aceptación.

Esta cinta regresa a Adam Sandler en su justa medida. indiscutiblemente es un comediante maravilloso pero su contrato ampliado con Netflix daba a entender que daba por sentado su éxito replicando su personalidad, estilo y hasta bromas una y otra vez. El último intento fallido llegó con Sandy Wexler una comedia poco interesante.

Como dato interesante toda la familia Sandler está incluida en esta cinta y para el largo recorrido de la cinta con tantas cabezas detrás de la producción, el consenso consigue una entrega entretenida.

Lo Mejor: La química de la pareja.

Lo Malo: Cero innovación.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.