Críticas

‘I am Mother’ un thriller profundo, sensible y crudo

Esto También Es.- Netflix revela un thriller de ciencia ficción maravilloso con muy bajo presupuesto titulado ‘Soy una Madre’.

Michael Lloyd Green estrenándose como guionista, nos sitúa en una elegante «instalación de repoblación» luego de un infortunado evento que ha acabado con la raza humana. Esto básicamente es una de las arcas que tanto se han mencionado en las películas apocalípticas, eso sí un arca muy especial.

Un androide llamado Madre (operado físicamente por Luke Hawker y voz de Rose Byrne), tiene acceso a una colección de 63,000 embriones humanos y, un día, decide otorgarle la vida a uno de ellos, al nacer una hija conocida como ‘Hija’ (Clara Rugaard). Ella creció con el conocimiento que su robot madre le ha enseñado dentro de las pareces del búnker.

Velando por el bienestar de ‘hija’, la madre ha servido como maestra, directora, cocinera, cuidadora y hasta instructora de danza. Ambas comparten una cálida relación, pero a medida que la joven crece, la curiosidad humana natural, se incrementa comenzando los cuestionamientos sobre el mundo tal como lo ha visto hasta ese momento. Un visitante inesperado de nombre ‘Mujer’ (Hilary Swank) termina por confirmar sus sospechas, hay algo fuera de esos pocos muros.

Sin conocimiento alguno cualquier movimiento representa un peligro para esta joven aislada que por fracciones de minutos pareciera sufrir de Síndrome de Estocolmo (más que justificado). Con la curiosidad a flor de piel y una serie de información proporcionada por ‘Mujer’, comienza ampliar su panorama entendiendo que se esconde de ‘Madre’.

La mayor parte de la película se desarrolla como una suerte de juego detectivesco donde ‘Mujer’ y ‘Madre’ tratan de convencer a ‘Hija’ que no debe confiar en la otra por representar un peligro inminente. Como espectadores es divertido asociar las pistas que desde el principio ha dejado Lloyd Green entendiendo que figura representa una verdadera madre.

Tradicionalmente las mujeres somos asociadas como “madres por naturaleza”, teniendo el maravilloso poder de procrear tiene todo el sentido, pero, ¿procrear es sinónimo de “ser madre” o el concepto va más allá de ese concepto básico?

‘I am mother’ o ‘Soy una madre’ reflexiona sobre las madres detrás de las ideas preconcebidas en un thriller de ciencia ficción.

La cinta en su totalidad se explica sola, basta con recordar las pistas regadas alrededor de la historia. Aunque el suspenso es una constante, lastimosamente no parece ser lo suficiente como para aumentar la adrenalina al límite. Tal vez la banda sonora habría apoyado en este tema dejando un ritmo constante tema poco usual en su tipo.

Grant Sputore dirige la cinta de forma grata, no excepcional tal vez justo por mi mención anterior. Al final el resultado obtenido es interesante, incluso con el inconveniente del ritmo, esta cinta colaborativa entre Australia y Estados Unidos para Netflix se manejó bajo un presupuesto de $5 millones, sabiendo esa cifra francamente el resultado asombra positivamente gracias al libreto de Michael Lloyd Green con suficiente intriga para mantener al espectador atento dejando una reflexión final sobre los conceptos tradicionales.

Lo Mejor: El guión, ya quiero ver el siguiente trabajo de Lloyd Green.

Lo Malo: La banda sonora, ciertamente aumentar la adrenalina es vital, luego de todo es uno de los básicos en las películas de suspenso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.