Cine Críticas

“¡Ay Mi Madre!” Una comedia pintoresca que se desconecta en su argumento

Netflix lleva a la pantalla una comedia negra escrita y dirigida por Frank Ariza quien persiguiendo el sentido de la vida, pierde el de la película.

Esto También Es.- Netflix lleva a la pantalla una comedia negra escrita y dirigida por Frank Ariza quien persiguiendo el sentido de la vida, pierde el de la película.

La trama sigue un momento de dolor en la vida de María (Estefanía de los Santos) una mujer con traumas que decidió mudarse lejos de su madre Paca (Caty Callado) como muestra de rebeldía ante la presión que sentía. Tiempo más tarde, se ve en la obligación de regresar al pueblo tras el fallecimiento de Paca. Siguiendo el dicho popular “Pueblo chico infierno grande”, María se encuentra ajena a los últimos acontecimientos en el pueblo, para ella lo más importante era cumplir hasta el último momento con la voluntad de Paca quien incluso para su funeral, tenía preparados los detalles de su despedida.

Transcurrido el velorio, es leído a María el testamento de Paca quien ha dejado bien habida a su hija, sin embargo, para acceder a esos bienes debe cumplir con unas condiciones. Tiene un mes para casarse y quedar embarazada, de lo contrario seguirá su infortunada vida luchando por ganar algunos euros.

El argumento y los primeros minutos de la cinta animan a anotarse en esta comedia. Ver lo pintoresco del entorno y hasta imaginar cuan ridículo se puede sentir alguien que en vida lució pulcra y elegante siempre y ahora por una ligera confusión, ha terminado sus días casi como un payaso gracias a las sugerencias realizada por Isabel (María Alfonsa Rosso), una “amiga cercana” de la casa.

La historia termina por estancarse. La promesa sobre la explicación de la conducta de María es vaga y de los personajes secundarios aun peor como en el caso del cura (Francisco Javier Cano). Ciertamente es evidente que el director esperaba expresar con gestos lo que en sus líneas faltaba pero falla en el intento.

Las apariciones de Paca como un espíritu acechante son absurda. La tensión aplicada no se corresponde con los actos y salvo Petra (Terele Pávez), Pili (Paz Vega) y Segundo (Secun de la Rosa), Rossi de la Vega (Mariola Fuentes), es decir el reparto de personajes secundarios quienes elevan por momentos la cinta, todo lo demás (es decir, el argumento principal) navega sin un norte.

Lo Mejor: El rol de los personajes secundarios, quienes desarrollan sus propias historias aportando toques de humor y reflexión a la cinta.

Lo Malo: La desconexión total del argumento. Por momentos parece que quiere conectar con la relación de orgullo entre madre e hija, luego se desvía hacia el infortunio en el amor de pareja, pasa por la cultura de un pueblo para terminar con amor propio, eso sí, todo como una especie de capítulos separados donde nada avanza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: