Cine

«Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw” es una comedia de acción absolutamente divertida

Esto También Es.- El imaginario en la franquicia “Rápido y furioso” no conoce de límites y para muestra «Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw” (Fast & Furious Presents: Hobbs and Shaw).

Escrita por Chris Morgan, sigue las historias de Shaw (Jason Statham) y Hobbs (Dwayne Johnson), dos detectives independientes que colaboran con la CIA desde Londres y Los Ángeles respectivamente. La pérdida de un virus capaz de terminar con la humanidad despierta las alarmas en el gobierno, pero no son los únicos detrás del preciado producto. Brixton (Idris Elba) representa una organización criminal y muy al estilo “Terminator”, cuenta con modificaciones corporales que le muestran como una especie de Súper humano con todos los sentidos agudizados alimentando su ego y necesidad de superioridad.

El virus yace en el cuerpo de una respetable soldada Hattie (Vanessa Kirby), quien ha inyectado el líquido en su cuerpo en su afán por proteger el preciado líquido. A sabiendas de los intereses por el virus la humanidad trabaja en su localización uniendo así a los mejores agentes «Hobbs & Shaw«.

Si Rápido y Furioso ya se mostraba como una franquicia con planteamientos absolutamente irreales, en «Hobbs & Shaw» se supera hasta llegar al punto donde un hombre puede sostener un helicóptero en movimiento solo con sus manos. Es ridículo y en esa misma tontería yace su belleza.

De principio a fin conserva su ritmo agitado en una cinta de acción que como pocas, reconoce el valor de la mujer no como superior, inferior o simplemente sexualizada sino como iguales en el entendido de su valía en el género.

Las cartas fuertes como hemos visto en toda la publicidad de la cinta son Stathan, The Rock y Elba, pero los roles secundarios en su totalidad agregan valor (tema que se agradece).

Pasamos por Helen Mirren, Ryan Reynolds, Eiza González, Eddie Marsan, Cliff Curtis entre una numerosa lista, además de uno de mis personajes favoritos, Sefina (Lori Pelenise Tuisano). El director David Leitch se dio gusto en dirigir un elenco sin desperdicio.

La película guarda el clima de acción de la franquicia y aumenta el nivel en cuanto a comedia se trata. La lógica no tiene lugar aquí, esta es una película de acrobacias con autos de guerra, lujo, motocicletas, en fin, la tecnología de punta esta delante y detrás de la pantalla ofreciendo un espectáculo visual.

La cinta encuentra un equilibrio entre la química de sus actores principales respetando a los secundarios y se abre paso en medio del estilo violento formulando de alguna manera un spin-off casi imposible de resistir. Para los seguidores de la franquicia, amarán la película y aquellos que simplemente les guste la acción, prepárense para 2 horas vertiginosas.

Lo Mejor: El casting.

Lo Malo: Aunque me duela admitirlo, el villano de la película. Soy fan de Idris (debo reconocerlo) pero por ratos casi llego a pensar que conversando con su personaje se podría cambiar de bando así de débil percibí su maldad. No es una mala actuación y menos de recursos, pero algo en él no imprime la fuerza que necesita para enfrentar a The Rock y Statham.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.