Espectáculo

Annabelle Vuelve a Casa sede ante la comedia desplazando el horror

Esto También Es.- Annabelle: Vuelve a Casa (Annabelle Comes Home) es la primera cinta de la franquicia donde los jóvenes se enfrentan a la tenaz muñeca de forma independiente, una nueva generación de cazadores de espíritus se avecina.

La cinta sigue a Judy Warren (Mckenna Grace) la hija de Lorraine Warren (Vera Farmiga) y Ed Warren (Patrick Wilson), los cazadores de espíritus oficiales dentro del universo de “El Conjuro”. La joven ha empezado a experimentar visiones al igual que su madre, los muertos comienzan aparece a su alrededor y al igual que lo hizo en su momento Cole (Haley Joel Osment) en “Sexto Sentido”, lleva consigo un crucifijo para librarse de estas entidades acosadoras.

El día antes del cumpleaños de Judy, la prensa publica un artículo cuestionado el trabajo de sus padres y en la escuela en cuestión de horas ha perdido a casi todos sus amigos. Mary Ellen (Madison Iseman) es una niñera estrella. Se esmera por mantener contenta a Judy siguiendo las reglas que los padres Warren le han dejado claras en especial, prohibido pasar al cuarto protegido donde todos los objetos que han sido recuperados anteriormente, tienen su espacio.

El sentimiento de culpa en Daniela (Katie Sarife), una amiga poco pudorosa desesperada por entrar en contacto con su padre fallecido en un accidente de tránsito donde ella manejaba, le lleva a manipular de alguna manera los hechos para ingresar en el cuarto prohibido, con la esperanza de conversar con su padre, pero la ignorancia es libre al igual que la curiosidad y baja creencia en toda la historia de los espíritus.

Daniela ingresa en la habitación y cual niño en una feria, hace bromas con todos los elementos a su alrededor y lo más importante, abre la caja donde está encerrada la muñeca diabólica.

De inmediato, hechos extraños comienzan a ocurrir dejando a Daniela sin otra alternativa más que decir la verdad, acerca de su rato en el cuarto. Con los padres fuera de casa, son las chicas quienes deben librar la batalla en casa porque Annabelle ha regresado y no descansará hasta hacerse con un alma.

Esta cinta aparte del suspenso clásico del género, agrega una suerte de comedia. Los padres solo intervienen al principio y final de la entrega por escasos minutos.

Annabelle es como una especie de imán de espíritus enojados y como por arte de magia, una vez liberada su caballería fantasmal le persigue. El problema es que no es el muñeco per sé el poseído, requiere de un humano para completar el trabajo satánico.

Dirigida y coescrita por Gary Dauberman, uno de los veteranos de la franquicia entiende que la seriedad debe desplazarse en una entrega donde los adolescentes toman el protagonismo. Si Annabelle Viene a Casa es superior a sus predecesoras dependerá del juicio del espectador, pero ciertamente es diferente con aires a los clásicos de terror de la década de los años 70 donde las historias simples tomaban lugar convenciendo a la audiencia.

Esta es una máquina de miedo altamente eficiente, donde el uso de la banda sonora efectiva, los detalles alrededor, la iluminación a tono y una pesadilla folclórica tienen lugar.

A ese tema le suma una historia de amor fugaz entre la niñera y “Bob Pelotas” (Michael Cimino), el joven vecino que decide escuchar consejos de un pizzero cuya única sugerencia para enamorar es el Rock and Roll.

Aunque la película es predecible cien por ciento, la gracia hace que estar en un estado de perpetua inquietud parezca fácil sumado a las actuaciones del trío protagonista que permite de inmediato conectar con sus emociones del momento, especialmente el caso de la niñera.

Lo Mejor: El trabajo del reparto, todos ofrecen proyecciones fuertes convenciendo al espectador

Lo Malo: La llegada de la comedia de alguna forma disminuye el horror de la cinta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: