Cine

Brightburn ¿El Superman Siniestro o el hijo de Homelander?

Esto También Es.- Dicen que padre no es el que engendra sino aquel encargado de la crianza, con esa creencia Tori Breyer (Elizabeth Banks) luego de años rogando por tener un bebé, consigue su milagro en el bosque y junto a Kyle Breyer (David Denman) su esposo, deciden criar al niño Brandon (Jackson A. Dunn) y el juego inicia.

10 años transcurren en los primeros 10 minutos de la cinta donde un día para colaborar con las labores en la granja de la familia, Brandon acepta cortar la granja donde un accidente está a punto de transformar su vida al descubrir que tiene habilidades de un súper humano.

Brandon también descubre que su llegada a la casa de los Breyer no ha sido precisamente por el método de adopción tradicional, unas voces le acechan continuamente llevando a cometer atrocidades en su entorno para cubrir su secreto.

Honestamente con tantas referencias de otras producciones como la procedencia de los árboles vista en “La Extraña vida de Timothy Green”, o los poderes clásicos de Superman o más recientemente y probablemente mucho más adecuado el Homelander en “The Boys”, honestamente el año donde Disney Marvel cubre al menos el 50% de la cartelera acercando a una masa crítica a los superhéroes, surge el lado siniestro de ese grupo especial.

Brian Gunn y Mark Gunn escriben Brightburn desarrollando dos temas en paralelo. Primero tenemos un joven en un viaje de autodescubrimiento avanzando en sus poderes especiales, acto seguido tenemos el segundo tema una mujer sumergida en un episodio de negación solo por seguir con su sueño de ser madre. Valdría la pena preguntarse cuál es el concepto que tiene Tori sobre ser madre.

David Yarovesky dirige la cinta acercándose a la fórmula clásica de niño-demonio y aun en esa circunstancia mantiene una cierta alegría sobre el lado espeluznante expresado en el rostro neutral.

Esta cinta se siente como un comic independiente y en su humildad se permite la honestidad de sus personajes sin tener que exagerar en sus interpretaciones para construir sus personajes. Entre la mirada vacía de Brandon, la secuencia de diálogos helados y la máscara de la muerte tejida a mano, este chico poderoso posee una cierta distinción que pudiera convertirse en una franquicia en el futuro.

Lo Mejor: La trama. El concepto original de la película es brillante, con un final abierto, hay material de sobra para desarrollar sus personajes en especial el avance de Caitlyn (Emmie Hunter). ultimadamente Brightburn cumple con su espacio en el género de horror.

Lo Malo:  Brightburn ha dejado un amplio listado de preguntas abiertas, se desconoce si se espera una siguiente entrega o si se trata de una cinta en solitario, en todo caso habrá que esperar por Sony Pictures.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.