Cine Críticas

‘Peanut Butter Falcon’ el regreso sensacional de Shia LaBeouf

Peanut Butter Falcon trae el espectacular regreso de Shia LaBeouf y la revelación de Zack Gottsagen. La química entre todos los personajes mantiene una cinta encantadora de disfrute familiar.

Esto También Es.- Peanut Butter Falcon trae el espectacular regreso de Shia LaBeouf y la revelación de Zack Gottsagen. La química entre todos los personajes mantiene una cinta encantadora de disfrute familiar.

La historia sigue a Zak (Gottsagen) un joven con síndrome de down que por 3 años estuvo viviendo en un geriátrico debido al abandono de su familia y un estado desinteresado en su bienestar. Este ha sido el único lugar que encontraron para brindarle cobijo y bajo la supervisión de Eleanor (Dakota Johnson) se le ha permitido permanecer allí.

Zak sueña con seguir los pasos de su superhéroe ‘Salt Water Redneck’ (Thomas Haden Church) y h compartido con sus amigos del geriátrico sus ideas. Su compañero de cuarto Carl (Bruce Dern) abrirá las puertas al futuro del chico.

Perdido se consigue con Tyler (LaBeouf) un pescador solitario con la suerte en contra. Un pasado algo confuso por un tema económico le impide avanzar.

El escape y la libración de sus vidas es irónicamente la premisa que une a Zak y Tyler. Peanut Butter Falcon se mueve entre la familia que elegimos, los amigos y los sueños. Esta es una película tierna, absolutamente sensible sin ahogarse en el drama de los personajes.

Escrita y dirigida por Tyler Nilson y Michael Schwartz la fluidez en cada dialogo resulta refrescante. La química de los actores salta en la pantalla, allí hay amor verdadero sin que esa palaba siquiera se mencione durante los 93 minutos en pantalla.

La película debutó como una de las favoritas del Festiva SXSW 2019 y es más que comprensible. Esta no es una cinta pretenciosa o en busca de un aprendizaje específico. Se siente como una historia que se deja llevar por el sentimiento del momento. Cada personaje tiene su espacio, tiempo y razón de ser incluso los flashbacks con Mark (Jon Bernthal).

Peanut Butter Falcon es ultimadamente adorable sin caer en romanticismo, para algunos hasta inspiradora, a elección del espectador, una pieza que vale ser disfrutada.

Lo Mejor: La química de Shia LaBeouf con todos los personajes, especialmente con Dakota. Por un momento deseas verlos como pareja en realidad. En fin, este es un regreso que merece ovación para el actor.

Lo Malo: La subtrama de los ‘villanos’. Son los únicos personajes que francamente no agregan valor a la historia, afortunadamente su aparición dura escasos minutos sin afectar el desenvolvimiento de la historia principal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: