Cine

Rambo Last Blood un drama vendido como acción

Esto También Es.- Rambo Last Blood intentando conectar con la temática del año: “la nostalgia” se queda atrás mutando de acción a drama.

Dirigida por Adrian Grunberg la cinta sigue el guión de tres escritores, a saber, Matthew Cirulnick, Dan Gordon y el mismo protagonista Sylvester Stallone. En esta oportunidad seguimos a Gabrielle (Yvette Monreal), la sobrina de Rambo que vive acompañada de su tío y María (Adriana Barraza) luego que su padre la abandonara de pequeña cuando su madre sufría de cáncer.

Convencida que debe conocer la verdad directamente de su padre, es ayudada por una “amiga” para ubicarlo, tras el rechazo rotundo decide aceptar a invitación a relajarse en un bar de la zona, pero no contaba con la trampa que le esperaba desatando lo que debió ser la furia de John Rambo.

A partir de entonces todo se fue a la borda, no queda claro el camino que deseaban tomar. Cuando al fin queda clara la trama, y esperas que aumente la adrenalina, te quedas esperando como Lenny por la llegada de la acción.

La única desviación es la serie absurda de túneles que ha erigido debajo de la propiedad que parecen no tener otro propósito más allá de desencadenar flashbacks de combate y presentar lo que por escasos minutos será un campo de batalla.

rambo

En pocas oportunidades coincido con los críticos de Rotten Tomatoes, algunas veces hasta me pregunto si vimos la misma película, pero por mucho que me guste la figura icónica de Rambo, uno espera ver acción con una cita con el psicólogo de guerra de Vietnam. Bastaría con resumir que la cinta dura 1:30 y la acción con menos de un minuto emerge cerca del 1:10. Sí, no es una exageración ¿Qué clase de película de acción es esta? Califica más como drama, pero decidieron venderla como una cinta de acción con despedida de bombas y platillos para “John Rambo”.

Honestamente es de las cintas que no merece encontrarse en la saga de ese personaje. Del reparto rescato las actuaciones de Carmen Delgado (Paz Vega) y Victor Martínez (Óscar Jaenada) pero tienen tanta participación como acción en la cinta.  Ultimadamente apostando por la nostalgia como la mayor fortaleza en la película, me costó conectar con ese sentimiento, yo estaba desesperada por ver la acción real. Transcurrida 1:20 las habilidades de John Rambo llegan a la pantalla sin embargo le faltó fuerza. En mi opinión si el público asistente a una sala de cine de alguna manea no manifiesta la emoción por la película, es decir, ríe, se asusta, llora incluso alguna palabra subida de tono por el producto al frente, la película no funciona y con Rambo ni los grillos se escucharon. Lionsgate que este año ha entregado grandiosas producciones de acción, se anota la decepción mas grande con Rambo Last Blood.

Lo Mejor: Los caballos (si, sé que suena tonto, ¿qué les puedo decir?, eligieron buenos ejemplares).

Lo Malo: Desde la narrativa, pasando por la trama trillada mexicana, la inacción en una película de acción ¿sigo?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.