Cine

«Downton Abbey», La intriga familiar de la realeza se queda con el trono en carteleras

Esto También Es.-  Para los ávidos fanáticos de «Downton Abbey» luego de sus seis temporadas, esta es una llegada grandiosa a la gran pantalla, para todos los demás “existe MasterCard”.

Julian Fellowes ha conmovido a la audiencia con esta cercana relación entre nobles y sirvientes desarrollada con un ambicioso presupuesto, desfile de un reparto élite tal como su representación misma conviviendo en la mansión inglesa (Castillo Highclere) magníficamente ubicando a la audiencia en el siglo XVIII.

Downton Abbey

La cinta nos conduce un año después en la casa de la aristocrática Robert Crawley, el conde de Grantham (Hugh Bonneville), su esposa heredera estadounidense Cora (Elizabeth McGovern), su hija mayor Mary (Michelle Dockery), su asediada hermana Edith (Laura Carmichael) y su cuñado republicano irlandés y viudo Tom Branson (Allen Leech). La extensa familia Crawley incluye a la viuda indecorosa, la condesa Violet (Maggie Smith) al igual que su némesis, Isabel Merton (Penélope Wilton).

«Downton Abbey» es de las pocas opciones cercanas a la realidad en cartelera que de inmediato ha captado el interés de la audiencia posicionándose en primera posición en cartelera a pesar que la publicidad no ha sido tan invasiva como con otras cintas.

downtown abbey

Banquetes, bailes, arte por doquier, intriga familiar, vestuarios de ensueño, declaraciones de amor se suman en espacio de dos horas donde más de30 personajes incluidos los devotos sirvientes la Doncella de Damas Anna (Joanne Froggatt), Carson (Jim Carter), Patmore (Lesley Nicol), Barrow (Robert James-Collier), Valet Bates (Brendan Coyle), la Sra. Hughes (Phyllis Logan), el lacayo Molesley (Kevin Doyle), Mrs. Patmore (Lesley Nicol) y su asistente Daisy (Sophie McShera) sirven en primera fila la especialidad de la casa, una película clásica con giros inesperados que conectan y mantienen expectante a los fanáticos en todo momento.

La cinta se sumerge en la organización del encuentro entre el rey Jorge V y la reina María, que tienen previsto cenar en la mansión. Ante una cita de tal magnitud, incluso en el cuidadoso Downton la atención al detalle es primordial y en medio de ese arduo trabajo encontramos con varias mini historias cargadas como la tensión entre la Inglaterra imperial y el irlandés del norte repleta de jugosos chistes, mucho doble sentido y una lucha contracorriente donde la disposición de platos, utensilios, mantelería y copas además del arreglo de la caldera y prístinos trajes se deja disfrutar de un guión maravilloso, aunque apresurado. Recordemos que ya en la serie se abarcaron 14 años distribuidos en 52 episodios, ahora imagina tratar de seguir el ritmo en un largometraje…

A pesar de ese detalle, la cinta no pierde tiempo. El enfoque recuerda una de las comedias clásicas de Hollywood de la vieja escuela. Esta es de las películas que funciona y definitivamente trae buenos prospectos para los premios de la academia orquestados bajo la dirección de Michael Engler.

Lo Mejor: El guión. Sigue siendo tan entretenido, apasionado y rico en crítica social o, mejor dicho, a la clase «tenerlo en ambos sentidos». El guión está lleno de críticas a los ricos y al sistema social que los habilita, pero si eso

Lo Malo: el ritmo es un tanto apresurado, sin embargo, no tanto para ser desagradable.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.