Cine

Paradise Hills fantasía, terror y brillo

Esto También Es.- Un claro ejemplo de lo relativa que resulta “la perfección” llega a las carteleras con Paradise Hills una historia de fantasía que deja ver el terror entre la brillante paleta rosa seguida por un final siniestro.

El guion de Nacho Vigalondo y Brian Deleeuw es seguido por la española Alice Waddington en su segunda producción cinematográfica.

Paradise Hill cuenta la historia de Uma (Emma Roberts), una joven que se encuentra atrapada en una misteriosa escuela de etiqueta diseñada para chicas rebeldes.

Para lograr los objetivos de las familias adineradas a las que sirve la institución, todas las enseñanzas se sitúan en una especie de castillo ubicado en una solitaria isla a 15 kilómetros del resto del mundo. La escuela sigue las ordenes de la Duquesa de la perfección (Milla Jovovich) una mujer inquebrantable que promete resolver las deficiencias físicas y emocionales de sus estudiantes para crear la mejor versión de sí mismas regresando así absolutamente renovadas.

Uma no está sola, numerosas chicas se suman a este internado rápidamente encontrará amigas como Yu (Awkwafina), Chloe (Danielle McDonald) así como Amarna (Eiza González). En la medida que avanzan las terapias la desesperación por salir del lugar se incrementa y mientras tratan de ejecutar un plan de escape descubrirán un escalofriante secreto.

Ver la vida que llevan esas chicas es tortuoso, desde las comidas que contemplan como 20 gramos de alimento total acompañado de unos pocos sorbos de leche. Pasando por el lavado de cerebro hasta llegar al denigrante himno de la institución.

La dirección de arte y hasta originalidad es una mezcla futurista, moderna y visualmente atractiva. Esa paleta de colores pasteles también encontrados en K-12, la producción de  Melanie Martínez, está visto que puede despertar el mismo terror que los golpes de susto musicales clásicos en el género.

 Waddington declaró que quería hacer una película de ciencia ficción – fantasía para niñas preadolescentes y lo consiguió de forma divertida y en términos estéticos placentera, desafortunadamente ambivalencia de sus personajes y los mensajes de fondo, no terminan de materializarse.

En Paradise Hills vemos una especie de sociedad similar al Capitolio de “Los Juegos del Hambre”. La diferenciación entre clases sociales es un tema muy marcado, así como el concepto de mujer perfecta que acentúa la sumisión como principal elemento, no así con el caso de empoderamiento que se presenta al principio como el norte de la cinta, pero decae en medio de la cinta terminando por ser descartado.  

Debo mencionar que un detalle que sorprende gratamente es el trabajo de Eiza González y de Milla Jovovich quienes sostiene la película a pesar de no ser las protagonistas. Paradise Hill, que se estrenó en los cines el 25 de octubre y marca el primer largometraje de Waddington quien ya recibió elogios en diversos festivales por su cortometraje Disco Inferno de 2015

Lo Mejor: El arte visual en línea general es interesante.

Lo Malo: El guión. Por un momento sientes los personajes están forzados, todo ocurre porque no están claramente definidos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.