Cine

Le Mans 66: La carrera de “Ford v Ferrari” vista desde América

Esto También Es.-  Detrás de los grandes corredores hay cientos de ejecutivos enfocados en destacar solo para su jefe para jactarse del reconocimiento público, a pesar de ello, muchos otros basan su trabajo en compromiso con la continua superación personal, lealtad, la familia y en objetivos claros, es así como conseguimos a Christian Bale y Matt Damon en ‘Le Mans’ 66 ‘ o Ford v Ferrari.

La cinta es un drama vibrante que realmente llega a trasladar a la audiencia la emoción del mundo de las carreras de autos, en este caso, con una de las más antiguas, Le Mans, una de las pocas competiciones que prueba los autos, equipos y pilotos al límite tras correr por 24 horas continuas.

Con guión de Jez Butterworth, Jason Keller y John – Henry Butterworth, Ford v Ferrari nos sitúa en la década de 1960 cuando Henry Ford II (Tracy Letts) hizo una oferta a Enzo Ferrari (Remo Girone) para comprar su compañía para aumentar las ventas de la Ford Motor Company. Ante la negativa de Ferrari, la compañía asumió el mayor desafío en su historia vencer a Ferrari en Le Mans, la carrera de autos deportivos del momento.

Ante el reto, Lee Iacocca (Jon Bernthal), el jefe de mercadeo sugiere crear un auto de carreras que venciera a Ferrari en la pista para conseguir vender al público el poder de las carreras. Para conseguir el resultado, Ford contactó a Carrol Shelby (Matt Damon), quien era un piloto de carreras retirado y el dueño de Shelby Automobiles. En el equipo Shelby destaca el talento de Ken Miles (Christian Bale) el mejor de los ingenieros, diseñador y corredor de la empresa.

El temperamento de Miles, lleva a cuestionar en varias oportunidades su elección, pero su amistad con Shelby terminan por modelar el futuro de esa carrera entre Ford y Ferrari.

Basado en esta historia real, la película se centra en cómo Ford cambió la historia de las carreras al darle sabor a drama, amor y amistad. Si bien se retrata con precisión el flujo de eventos, cuenta la historia desde la perspectiva de Miles, interpretada por Christian Bale, convirtiéndolo en el protagonista.

Bajo la dirección de James Mangold, la película captura perfectamente la atmósfera tensa y ansiosa durante el proceso de construcción del automóvil en medio de la rivalidad entre empresas. La audiencia es testigo de los esfuerzos continuos de todos los ingenieros, especialmente de Miles, para comprender lo que le falta al automóvil y la ansiedad de los ejecutivos de la compañía para garantizar que todo esté bajo control. En medio de toda esta tensión, la película también presenta escenas familiares y de amistad más suaves. Por ejemplo, el apoyo incondicional de la esposa de Miles, Molie Miles (Caitriona Balfe) además del pequeño Peter Miles (Noah Jupe), fuente de inspiración para Kent.

Un punto en contra es que, siendo la historia basada en hechos reales, esperas un tanto más de imparcialidad en el guión, pero en este caso es solo el punto de vista de una parte, la americana, ahora bien ¡es disfrutable la película? Si lo es. ¿La recomiendo?, si, al quedarse la mayor del tiempo en las pistas de carrera, la burocracia y rivalidades quedaron reducidas para fortuna del film, permitiendo hacer de lado esta perspectiva para disfrutar de este equipo.

Lo Mejor: La actuación de Christian Bale como siempre es tremendamente satisfactoria. Al igual que el piloto Ken Miles, puede que en la industria critiquen sus transformaciones y forma de trabajo, pero los resultados exitosos simplemente confirman que ese es su estilo y funciona.

Lo Malo: El sesgo histórico de estos acontecimientos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.