Cine Críticas

“Monos” escala entre la crítica con memorable dirección de Alejandro Landes

La guerrilla colombiana es un fenómeno retratado como un espacio donde rehenes comparten sus vidas entre soldados mientras su nombre se intercambia como un cheque al mejor postor pero, ¿Cómo alguien llega a convertirse en miembro de este grupo? El director colombo-ecuatoriano Alejandro Landes lo retrata entre el suspenso y horror en “Monos”.

Esto También Es.- La guerrilla colombiana es un  fenómeno retratado como un espacio donde rehenes comparten sus vidas entre soldados mientras su nombre se intercambia como un cheque al mejor postor pero, ¿Cómo alguien llega a convertirse en miembro de este grupo? El director colombo-ecuatoriano Alejandro Landes lo retrata entre el suspenso y horror en “Monos”.

Landes produce, escribe y dirige este thriller que francamente electriza a la audiencia. Esta vertiginosa aventura inicia en una alguna remota montaña de los Andes donde un grupo de adolescentes cubiertos con unos pocos harapos improvisan un juego de fútbol con los ojos vendados. A pesar del aspecto físico absolutamente miserable, de alguna manera se consigue leer en su expresión “libertad” por escasos segundos entre Rambo (Sofía Buenaventura), Lobo (Julián Giraldo), Lady (Karen Quintero), Patagrande (Moises Arias), Perro (Paul Cubides), Bum Bum (Sneider Castro), Pitufo (Daiby Rueda) y la Sueca (Laura Castrillón) desafortunadamente la llegada de un “Mensajero” (Wilson Salazar) rompe con la magia del momento.

Un forzoso entrenamiento se avecina para los jóvenes guerreros quienes, atendidos por el Mensajero, aprenden la máxima del equipo: «trabajamos para la Organización y La Organización es nuestra familia”. Esto sucede mientras protegen a la doctora Sara Watson (Julianne Nicholson), la rehén que tienen encargada en la primera misión del grupo.

A partir de ese momento la carrera por supervivencia se extenderá por 102 minutos eso sí, no sin antes recibir a Shakira, una vaca preciada que deberán ordeñar a diario para “evitar que explote” además tienen que devolverla al finalizar la misión.

Esta historia inmersiva desde su construcción por cierto ambiciosa y visceral para la que atendieron al casting 800 adolescentes de los cuales fueron seleccionados 25 que en un plan de “Survivor” pero agresivo, sin comunicación, rodeados de las solitarias montañas finalmente los 8 chicos con mayor química quedaron seleccionados para grabar “Monos” de acuerdo a lo comentado por el director de la cinta.

Cada cuadro de la película es visceral. En ellos se recogen imágenes con coreografías de capoeira, lucha libre, fiestas improvisadas, algunas experiencias sexuales y drogas que destapan el lado más salvaje y oscuro de cada uno.

La banda sonora escasea, solo 22 minutos de la película cuentan con un par de temas estridentes que siendo honestos me resultó perturbador, pero ¿de qué estamos hablando? La historia completa es volátil y tan electrizante como perturbadora. La película se caracteriza por una notable ausencia de límites tanto en edad, género y geografía carente de especificidad política o histórica. Este es un retrato de una realidad latina que se ha decidido pasar por alto, aunque evidentemente está allí. Rayos!, podría ser perfecto escenario para que los héroes modernos de Escuadrón 6 se plantearan una nueva misión, pero esta vez más real que nunca.

“Monos” ha sido la sensación del momento en diversos festivales en San Sebastián, Berlín, Sundance,  Sydney y Londres; grandes planes se esperan a partir de esta cinta.

Lo Mejor: la cámara amó a estos actores, se nota que Landes disfrutó este proyecto, aquí hubo sudor y lágrimas para conseguir esas escenas y el resultado es de 10.

Lo Malo: El final que…. no debo hacer spoiler, no debo hacer spoiler, lo siento me lo repito como un mantra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: