Cine

Judy: una radiografía emocional de Garland

Esto También Es.- Las películas biográficas se esfuerzan por recrear el personaje en cuestión cuidando todas las características físicas posibles, sin embargo, en otros casos más que un  físico hay un legado por demostrar y eso es justamente lo que hace Judy.

judy

El director Rupert Goold nos invita a conocer las motivaciones detrás de la Judy Garland enfocada el período en el periodo final de sus días donde lidiaba con contra la adicción al alcohol y las drogas recetadas, la depresión, la ansiedad, todo mientras libraba una batalla de custodia por Joey (Lewin Lloyd) y Lorna (Bella Ramsey), sus hijos.

La soledad, personalidad irreverente y las pocas oportunidades en Estados Unidos llevan a Judy (Renée Zellweger) a trasladarse a Londres a fines de los años 60s para una serie de ofrecer una serie de presentaciones destinados a restaurar sus finanzas no sin antes recordar su época dorada con acertados flashbacks de su adolescencia como Dorothy en el set de grabación de “El Mago de Oz” en 1938. Darci Shaw interpreta la adolescente soñadora que esperaba proyectar su carrera -y vaya que lo hizo-, bajo el ojo opresivo de Louis B. Mayer (Richard Cordery) pero ¿a qué costo?

judy

Esa es básicamente la respuesta que conduce todo este viaje que bien podría tener como título alternativo “Judy el costo de la fama”.

Con Zellweger es fácil imaginarse los defectos, así como la identidad multifacética como madre, esposa y artista de Judy. Esta es una cinta donde lejos de profundizar en los eventos alrededor de la trayectoria artística de Judy, veremos el impacto en su vida y su reacción tomando en consideración su historia íntima en la voz de Zellweger interpretando un selecto repertorio de canciones incluida Over The Rainbow.

judy

Parecida o no a Garland realmente pasa un segundo plano cuando consigues conectar con el personaje, hay una resonancia emocional lo suficientemente fuerte para entender que detrás de la vida de este ícono pop hubo un ser humano con sus sombras viviendo en el ocaso a pesar de su brillo sobre los escenarios.

Lo Mejor: Las interpretaciones de Judy tanto adulta con Zellweger como la adolescente poco mencionada Shaw. Ambas son tremendamente conmovedoras y mantienen el ritmo y climax al mismo nivel.

Lo Malo: Haber vendido la película en la categoría “biografía”, cuando en realidad es una radiografía emocional que no ofrece mayores detalles sobre la carrera de Judy.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.