Cine

Harley Quinn: Birds of Prey Una desquiciada villana y sus superamigas

Esto También Es.- Harley Quinn se despide de los días como la mujer detrás del Joker toma su martillo y al mejor estilo de la Sta. Nairobi de La Casa de Papel recita “Que comience el matriarcado”.

Bajo el título Aves de Presa y la Fantástica Emancipación de Harley Quinn debutó en carteleras esta nueva aventura de una de las villanas más queridas de DC Comics Una semana después del estreno, alguien de marketing en Warner Bros. se percató de las bajas métricas que tiene el mega título que deja a nuestra villana al final y ahora la cinta se proyecta bajo el nombre Harley Quinn y las Aves de Presa (Como debió ser desde un principio). El problema es que la reacción llega tarde a la fiesta y luego de meses de publicidad con el anterior, esa es la premisa que tiene el espectador.

La directora Cathy Yan dirigió la cinta siguiendo el guión de Christina Hodson. Harley nos acompaña en todo momento durante un nuevo capítulo en su vida, bien sea en modo de narrador o en la acción misma; ella decide anunciar al mundo que el Joker es ahora su exnovio, sin embargo, ella olvida por completo las consecuencias de ese acto y de inmediato descubre que agredió media Gotham City y ahora todos van detrás de su cabeza.

“Curiosamente” todas las personas agredidas fueron hombres y uno de ellos encabeza la lista, se trata de Roman Sionis, mejor conocido por su alter ego Black Mask (Ewan MgGregor). Él es una mente retorcida que asesina por placer y quiere asesinar a Harley como un premio, en resumen, porque se le antoja. En este juego del gato y el ratón aparecen:  Renee Montoya (Rosie Perez), Cassandra Cain (Ella Jay Basco), The Huntress (Mary Elizabeth Winstead) y Black Canary (Jurnee Smollett-Bell), las Aves de Presa, cada quien con sus propios motivos para batallar en esta contienda.

La premisa suena interesante, es dinámica, alocada y vibrante. Utiliza una paleta de colores vivos, propios de Harley (Margot Robbie), el detalle en mi opinión es que al vender la cinta como “La emancipación de las aves de presa”, esperas que cada personaje cuente con tanto protagonismo como la propia líder del equipo y nada dista más de la realidad.

Mientras presenciaba el avance de la cinta, no lograba sacar de mi cabeza que cometieron el mismo error que vi con Liz Kendall (Lily Collins) en Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile, vendieron la cinta como si Ted Bundy era el protagonista cuando claramente era la historia íntima de ella.

Regresando a Harley, en línea general la atmósfera entre las aves es buena por la diversidad de personajes. Black Canary eso sí, merece una mención especial. En cada aparición se roba la escena, te interesa saber su paradero, ella despierta el interés suficiente para querer conocerla mejor. Ciertamente hay una interpretación genial por parte de Smollett-Bell pero también hay ayuda con el libreto. Desconozco si está pendiente un spin-off para su personaje, lo cierto es que luego de Harley, ella es mi ave favorita.

En cuanto a las escenas de acción hay una llave que todas hacen en algún momento que luce genial al principio, hasta que la vez en repetidas oportunidades entre el uso y abuso del slow-motion. Ciertamente Warner uso ese recurso antes con Wonder Woman y funcionó, de hecho, hay momentos icónicos de la cinta gracias a su uso, pero si tratas de usarlo múltiples veces pierde su encanto, deja de ser especial. No obstante, el resto de las coreografías están bastante bien logradas, se mueven al mismo ritmo de nuestra desquiciada protagonista.

Ultimadamente Aves de Presa se podría resumir como una afirmación de un villano femenino de DC completamente comercial que, apartando las pretensiones feministas, sigue siendo entretenida.

Lo Mejor: Las actuaciones, todas las interpretaciones del reparto (y sus dobles) realmente enriquece la película.

Lo Malo: El guión que, enfocado solo en Harley, se olvida del resto de personajes y deja inconclusas demasiados puntos. Por otra parte, gasta tiempo en bromas que no son graciosas. Muchas veces me sentí como Sheldon Cooper luego volteaba a mi alrededor y nadie más estaba riendo así que, no eran cosas mías. Es evidente que esta al igual que todas las cintas de superhéroes están basadas en los comics, pero en si misma debo entender al menos el origen y sentido de los personajes. Por ejemplo ¿cómo conocía la policía sobre el poder de Black Canary? ¿cuál es el origen de la rabia de Black Mask?  Además de mis curiosidades personales como ¿Existe un fetiche entre villanos por tener animales y personas disecadas?

Para finalizar, por las barbas de Merlín, para ser feministas no necesitamos retratar a todos los hombres como imbéciles descerebrados. Es como combatir fuego con fuego.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.