Cine Críticas

Sonic The Hedgehog : un live-action familiar con los juguetes correctos

Sonic The Hedgehog llegó a las carteleras justo para celebrar el San Valentín en familia.

Esto También Es.- Sonic The Hedgehog llegó a las carteleras justo para celebrar el San Valentín en familia.

Cuando pensamos en un live-action de Sonic, muchos se manifestaron escépticos ante la simple idea. El año pasado las críticas por el diseño de nuestro veloz amigo era, como decirlo, una abominación. Sin embargo, Jeff Fowler, como un director responsable, subió a las redes para retrasar el estreno para presentar un diseño acorde y realmente lo consiguió, de hecho, Sonic es fiel a su forma original, es cool, divertido, chispeante, colorido, de fácil identificación tanto para los adultos que disfrutaron del juego en los 90 como para las nuevas generaciones que se suman a esta aventura a toda velocidad y la voz de Ben Schwartz consiguen un personaje genial.

La película de Paramount Pictures, se abre con el erizo azul desplazándose en medio de una explosiva persecución que rápidamente se congela para retroceder en el tiempo y explicarnos como llegó a ese punto. En un flashback, vemos a en su planeta natal, donde tiene su especie de “Obi Wan Kenobi”, tal como él mismo lo deja claro. Se trata de Longclaw, una lechuza protectora que, al mejor estilo de Disney, deja a su protegido desamparado en los primeros 5 minutos de la película. “Con un gran poder viene una gran responsabilidad” decía Stan Lee. Longclaw parafrasea un poco y envía a Sonic a la tierra para protegerlo de una tribu de equidnas asesinas que persiguen a Baby Sonic.  Él debe mantenerse alejado del mundo para poder seguir con vida porque todos envían su poder.

Tal vez suena a cliché, pero la lechuza debió hacer algo muy bien. Sonic es un chico creativo y se las arregló por años hasta convertirse en un adolescente normal dentro de sus posibilidades. Él protege a los animales en peligro, tiene su propia guarida porque ahora es un adolescente, vive refugiado en los bosques del noroeste del Pacífico en el pueblo llamado Green Hills, donde se esconde de la civilización humana. Regularmente tiene noches de película con Tom (James Marsden) y Maddie (Yika Sumpter), amigos que observa nostálgico desde la ventana, deseando que dejen de ser imaginarios.

Esa soledad lo llena de tristeza y como te imaginaras su descarga es eléctrica. Con tanta potencia deja sin servicio eléctrico todo el vecindario y el gobierno envía a Dr. Robotnik (Jim Carrey), su mejor experto en la materia, a partir de entonces comienza la carrera por la supervivencia del erizo.

Sonic, ve sin prisa, pero sin pausa” fue el mensaje que Paramount compartió en twitter para anunciar la incorporación de Longclaw, en realidad es esa la frase perfecta del ritmo en esta película.

Desde el inicio los efectos se cuidaron, incluso la interacción entre los humanos y nuestro protagonista se ven creíbles. Sonic definitivamente superó todas mis expectativas. La película tiene excelente banda sonora, la cinematografía es acorde con el videojuego y las actuaciones son correctas, en especial Jim Carrey es el rey de la comedia, quien mezcla a Ace Ventura, la Máscara y el Grinch para convertirse en Dr. Eggman, un aterrador y peligroso villano.

Lo Mejor: Las actuaciones, todas acertadas.

Lo Malo: al adaptar la historia se moderó el ambiente caótico de Sonic, un tema característico del videojuego, sin embargo, el producto es tan placentero que lo considero un acierto de SEGA.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: