Cine

The grudge: el primer remake de «horror» del 2020

Esto También Es.- Como si la saga de “La maldición” no hubiese dado ya suficiente, todavía continúan las entregas. En esta ocasión, a decir de los fanáticos de las versiones anteriores, la película es decepcionante.

Fue escrita y dirigida por Nicolas Pesce y producida por Sam Raimi y el estudio Ghost House Picture. Lo único que algunos espectadores rescatan es la actuación de Lin Shaye, figura icónica de algunas películas de terror como A Nightmare on Elm Street o Insidious, considerando lo demás como un desperdicio.

El resto del reparto está conformado por Andrea Riseborough, Demián Bichir, John Cho, Betty Gilpin y Jacki Weaver.

Los elementos que se presentan ya han sido agotados y algunas escenas son predecibles. Persiste la casa abandonada, la idea de fantasmas que atormentan, la lentitud que aburre, entre otros.

Quienes son fanáticos de las versiones japonesas, o del mismo remake americano, han dejado notar su decepción en las redes. Algunos usuarios atribuyen el fracaso de la cinta al hecho de que no hay nada novedoso en este género de terror japonés y seguir ahondando en el mismo círculo es una pérdida de tiempo.

La historia sigue el hilo de las entregas anteriores: una casa abandonada donde habita un alma atormentada que decide castigar a quienes entran a ese lugar. En esta oportunidad, la protagonista es una detective y madre soltera quien se da cuenta de la maldición porque reside en el mismo vecindario donde está la casa encantada.

La historia muestra al público los intentos de la mujer por escapar de los demonios que la persiguen para acabar con su vida. Al principio, se dijo que la trama ofrecería elementos novedosos, pero la verdad es que no termina de superar los clichés del género.

En “La maldición renace” no hay sorpresas, no hay sustos, y tampoco se recupera el impacto que produjo la cinta original.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.