Cine

Evan, Steve y Stanley 3 románticos de Netflix que merecen un mejor final

Esto También Es.-Atypical”, “Stranger Things” y más recientemente “Esta Mierda Me supera” cada una en su contexto son sumamente entretenida pero el trato con estos 3 galanes juveniles me hacen decir #IAmNotOkayWithThis.

Atypical

Comencemos con Evan (Graham Rogers). Enamorado perdidamente de Casey (Brigette Lundy-Paine) quien luego de tener una relación con Evan por temporada y media, descubrió que en realidad le gustan las chicas y tras verse envuelta con Izzie (Fivel Stewart).

Hasta allí todo marcha bien. comprendo el conflicto de alguien que explorando se dio cuenta que en realidad su orientación sexual es diferente pero aquí dejamos en el aire a Evan.

Deja ver si entendí, genial que Casey es feliz por su descubrimiento, pero este chico que la alentó en todo momento, realmente la escucha atentamente, nunca se sobrepasó, fue paciente, hasta le lleva sus antojos a casa, comprende del conflicto principal con Sam (Keir Gilchrist) a quien no solo  mira como espectador, él participa activamente llegando a ser una influencia tan importante en su vida, que estuvo a punto convertirse en la única posibilidad alterna a “mejor amigo” cuando Sam se separó de Zahid (Nik Dodani). Entonces ¿qué se le ocurrió en este caso a Robia Rashid? Dejarlo en el olvido.

Stranger Things

Vamos con el siguiente. Si el primero es el más cariñoso y paciente, este arriesga su vida no una sino cientos de veces ya de forma casi inexplicable. Se trata de Steve (Joe Keery) ciertamente su relación con Nancy (Natalia Dyer) estaba destinada al fracaso desde el principio. Los intereses de cada uno son completamente diferentes, pero es bastante obvio que se enfrenta Demogorgon no precisamente por amor al arte.

En esta tercera temporada se intentó profundizar en su vida amorosa y de nuevo frustraron a Steve. Por unos minutos al escuchar a Robin (Maya Hawke) pareciera que el amor estaba frente a sus ojos y, digamos que de su parte así fue, sin embargo, los intereses de Robin no eran hacia su persona.

¡Cool! por Robin pero este chico terminará de psicólogo al final si Matt y Ross Duffer lo siguen llevando por ese camino.

Esta Mierda Me Supera

Por último, pero no menos importante encontramos a Stanley (Wyatt Oleff) quien similar a Evan es paciente (como debe ser, por cierto), aguardando por su momento con Sydney (Sophia Lillis). El vínculo entre ambos es casi inmediato por el estilo único de cada cual.

Esta primera temporada en total dura poco más de 3 horas tremendamente disfrutables, pero al final al igual que el caso de Evan, el interés de nuestra protagonista es diferente y esto es genial por ella, sin embargo, ¿Dónde deja eso a Stanley? Por ahora Jonathan Entwistle y Christy Hall lo sitúan en el limbo con un gran signo de interrogación.

Vale destacar que todas estas series llegarán para una siguiente temporada, las dos primeras ya confirmadas y en el caso de “Esta Mierda me supera” con el éxito obtenido seguramente nos sorprenden tal como ocurrió anteriormente con The End of the F *** ing World.

Entiendo que “la tendencia” actual se aleja de los jóvenes románticos, no obstante, si se mantienen estos personajes y con el peso que tienen en cada una de estas producciones, creo que todos merecen un mejor final bien sea con alguien que les corresponda, lidiando con ese conflicto, incluso en el psicólogo, pero cada vez que los veo en escena me parecen tan dolorosos como los espacios destinados al descubrimiento en la orientación sexual. Es como si este tema fuese un caso aislado y realmente es mucho más común que cualquiera de los otros conflictos.

Quiero dejar claro que las 3 series me parecen altamente recomendables, el resto de elementos presentes son espectaculares, tal vez es justamente esa la razón que me incomoda. Solo ellos están allí como el “comodín” de la historia, siendo útiles o convenientes de acuerdo al tema del día, en este caso #IAmNotOkayWithThis.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.