Críticas

Élite: ¿Quién es el culpable?

Esto También Es.- Los estudiantes problemáticos y hormonales de Las Encinas volvieron a Netflix para que conozcamos sus nuevos conflictos, otros amores y un nuevo caso por resolver.

En esta tercera temporada de Élite tenemos una historia muy parecida a la de la primera, pues uno de los personajes principales muere y trama gira entorno a la investigación de la policía para descubrir quien fue el asesino.

El reparto de las temporadas anteriores se mantiene con Danna Paola, María Pedraza, Miguel Bernardeau, Itzan Escamilla, Ester Expósito entre otros; a excepción de Cristián (Miguel Herrán) y Nano (Jaime Lorente) que no participan en esta oportunidad. Además se incorporaron dos personajes nuevos: Yeray (Sergio Momo) y Malik (Leïti Sène).

Los dos nuevos personajes, no fueron tan complejos ni relevantes, únicamente aportaron un pequeño conflicto en las historias secundarias.

Esta temporada me recordó un poco a la tercera temporada de la serie estadounidense ‘13 reasons Why‘, debido a que las historias son bastante similares.

El montaje esta muy bien logrado y tanto la edición como los sucesos permiten que la historia no se centre en un solo conflicto, sino que va explicando los subtemas conectando a su vez con el principal.

Me sorprende que no ha bajado la calidad en cuestión de trama. Seguimos descubriendo las capas que tiene cada personaje y su desarrollo individual a medida que avanza la historia.

También vemos conflictos más densos que se prestan a la reflexión como el abuso, la manipulación, uso excesivo de drogas, enfermedades, poliamor y culpa.

Al estar llena de relaciones tóxicas y ser una telaraña de relaciones, veo un poco forzado que intenten hacer que todos los personajes estén unos con otros.

Una de las cosas que más me gustó fue que la investigación policial me mantuvo cada episodio pegada a la pantalla, intrigada por responder a la pregunta ¿quién es el culpable?. Con cada capítulo cambiaba de opinión por la habilidad de Carlos Montero y Darío Madrona manejando la historia.

Si te gustó la primera y la segunda temporada de Élite muy probablemente disfrutarás esta tercera entrega porque nos transmite el mismo nivel de drama adolescente, misterio y sensualidad al que nos tienen acostumbrados.

Me gustaría que este sea el cierre total de la serie, es un buen final porque las cosas quedaron en su sitio, no dejaron cabos sueltos. Sin embargo, si emiten una cuarta temporada la vería, pero con este final estoy más que satisfecha.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.