Críticas

Siempre Bruja 2: Quizá no para siempre

Esto También Es.- Siempre bruja (Always a Witch) es una serie de comedia romántica colombiana creada por Caracol Televisión y transmitida por la plataforma de Netflix, producida por Dago Garcia y Juliana Barrera. La historia nos presenta al personaje principal Carmen (Angely Gaviria) quien es una bruja del siglo XVII que se ve envuelta desde la primera temporada en conflictos llenos de brujería, amor y viajes en el tiempo.

La segunda parte de esta historia no varía mucho de la primera, pues sigue mostrando el mismo proceso de adaptación que atraviesala protagonista en el avanzado siglo XXI. Al igual que en la primera parte debe seguir aprendiendo a usar el teléfono móvil, los medios de comunicación modernos, la tecnología en general y las nuevas costumbres que existen en la actualidad.

En esta segunda temporada los escritores decidieron desarrollar varias historias en paralelo. por una parte, tenemos a Carmen tratando de alcanzar el máximo de sus poderes como bruja mientras trata de acercarse a su madre para vivir en libertad. Otra de las historias que encontramos es la del pirata Kobo (Óscar Casas) quien conecta de forma especial con Alicia (Sofía Araújo) al punto de convertirse en la historia favorita de la temporada.

Siempre Bruja

Como aderezo de estas historias encontramos a Johnny Ki (Dylan Fuentes) quien aporta el ambiente musical llevando la música como hilo conductor de todos los tiempos.

La trama es entretenida por un rato, pero no logró atraparme en ninguna de sus dos temporadas, pues es muy repetitiva y en descuida a menudo los personajes secundarios. A pesar de tener una historia poco común, no aporta muchos elementos innovadores.

Uno de los mayores atributos de la serie son los paisajes caribeños de la hermosa ciudad de Cartagena, la cual es reconocida por sus colores vibrantes, bailes llenos de ritmo latino y personas sonrientes. También es interesante su guiño de empoderamiento contrastando diversas épocas y conocimiento. Por último, el sentido de la responsabilidad habilmente explicada entre bromas, este es uno de los platos fuertes.

La serie es recomendada para adolescentes fascinados con los cuentos de hadas. Aunque un mundo de misticismo es el eje central, esta temporada y sus viajes contantes en el tiempo muestran este estilo mezclando los líos adolescentes, amor, fantasía y amistad. Para un público más general no la sugiero, es una serie que simplemente puede pasar desapercibida, en definitiva no es un éxito para público.

Si se llegase a estrenar una tercera parte de ‘Siempre Bruja’ no me molestaría en verla, es preferible que dejen la historia con este final.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.