Críticas

«After Life 2»: Un retrato irresistible de verdades universales

Esto También Es.- Retratar el dolor en las series, a menudo raya con el drama exagerado. Para todos aquellos que esperan ver un reflejo sensible, real, cálido y tremendamente bien ejecutado, la respuesta es “After Life” una serie donde Ricky Gervais se supera con cada temporada.

La segunda temporada de After Life debería ser uno de los temas recurrentes entre los expertos del área. Son poco menos de 3 horas en total con temas profundos y honestos donde salvo el tema de drogas que últimamente se retrata casi de forma obligatoria, hay una representación de los mayores que como seres humanos tenemos.

After Life trata sobre Tony, un periodista de un periódico local gratuito en el Reino Unido, que experimenta el dolor de haber perdido a su esposa como víctima del cáncer de seno. Creada, producida, dirigida y protagonizada por Ricky Gervais, la Temporada 1 reveló cómo Tony eliminó su dolor y enojo en el mundo al decidir hablarle sin pretensiones ni filtros. Poco le importaba a Tony independientemente de cómo afectará a los demás, ninguno se salvó de aquella descarga.

En la temporada 2, la frase que hila cada episodio es ‘la incapacidad emocional para seguir adelante’, a pesar de que como diría Robert Frost “La vida sigue adelante”.

Tony trata de salir de las profundidades de su pérdida abriendo su conciencia al dolor de otras personas. Aunque Ricky Gervais sigue siendo el pilar con una continua entrega magistral, a través de Kath (Diane Morgan), Sandy (Mandeep Dhillon), Lenny (Tony Way), el cartero (Joe Wilkinson) y Roxy (Roisin Conaty), se exploran temas como el sentido de pertenencia, los amores no correspondidos, el anhelo de compañía, las presiones sociales, el divorcio, el valor de las cosas materiales, la vejez y hasta el concepto de transgéneros como no lo verás en ninguna otra parte. Y es que cuando sufrimos una pérdida, el mundo sigue girando así que hay gente alrededor que también libran sus propias batallas.

Como toda serie buena, hay un cierre de temporada que nos deja sediento de más contenido. Entre el instinto animal de la chica perruna de Tony y la enfermera (Ashley Jensen) que me partió el alma. Espero que el “Día de la marmota” llegue pronto para Tony.

Hágase un favor si quiere una serie que retrata desde el alma las verdades universales, vaya a Netflix y disfrute de After Life 2. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.