Críticas

Control Z: Una «Euphoria» latina

Esto También Es.- Los estragos de un grupo de adolescentes mexicanos quedarán expuestos en redes sociales, mientras todos sean “amigos” nada saldrá de su círculo pero, ¿qué sucede cuando uno de ellos no se siente a gusto? Toma el “Control Z”.

Referencias en la serie podrás señalar varias como Black Mirror, Mean Girl, Euphoria, Gossip Girl y hasta la serie británica “No hables con extraños” (The Stranger) sin embargo, lo interesante es el aporte que trae “Control Z”.

Nos ubicamos en la sede del Colegio Nacional, una escuela secundaria típica operada bajo la clara diferencia de jerarquías sociales como nos deja saber Natalia (Macarena García Romero) la chica que ha ganado popularidad en la escuela gracias a las apariencias. Acto seguido vemos aparecer a Luis (Luis Curiel) distante que retrata sus temores entre dibujos cuya timidez no es continuamente señalada como extraña por Gerry (Patricio Gallardo), Darío (Iván Aragón) y Ernesto (Xabiani Ponce de León), el trío bravucones de la escuela.

Nuestro centro de la historia es Sofía (Ana Valeria Becerril) una chica que, traumada por la pérdida de su padre, fue recluida en un manicomio. A su salida, se incorpora a la escuela, y desde el cristalino techo aprendió a observar los pequeños detalles que dejan al descubierto los secretos de sus compañeros.

La preocupación por el uso de los smartphones está afectando el rendimiento en la escuela. Quintanilla (Rodrigo Cachero), el director de la escuela decide tomar cartas en el tema y con la ayuda de Bruno (Mauro Sánchez Navarro), único integrante del departamento de tecnología, decide preparar una charla informativa.

Para sorpresa de… casi todos, cuando la presentación llega a la pantalla, en lugar de conseguirse con material didáctico, los secretos de una chica quedan al descubierto. Se trata de Isabela (Zión Moreno), una chica transgénero que se hasta el momento era la envidia de todas por ser la más linda de la institución. Aunque Isabela no está avergonzada de su pasado (y solo lo ha mantenido en secreto para proteger a Pablo), está herida y comprensiblemente traumatizada cuando esta información privada se envía a toda la escuela. Cuando sus fotos aparecen, la visión de algunos cambia y el rechazo late en el ambiente.

La impotencia de Isabela es indescriptible en especial porque hasta Pablo (Andres Baida), su novio, siente presión social por demostrar rechazo luego de ser el chico más cachondo con ella.

Isabela a su regreso a casa recibe unos extraños mensajes de alguien que se hace llamar @allyoursecrets, este usuario desconocido la invita a cobrar venganza sobre todos aquellos que la rechazaron. Para hacer la tarea solo debe seguir unas ciertas instrucciones, pero las cosas no terminan allí porque todos guardan algún secreto comenzando de esta forma un viaje peligroso.

Raúl (Yankel Stevan) es uno de los alumnos afectados en la primera ola de secretos. Conociendo las habilidades de observación que tiene Sofía, se acerca para pedir su ayuda.  La única pista es que el hacker se ha acercado a los estudiantes individualmente bajo el nombre de usuario @allyoursecrets, amenazando con revelar sus mayores secretos si no exponen un nuevo compañero de la secundaria. La codicia, drogas, transexualidad, bisexualidad, problemas familiares, el bullying y otra larga lista de problemas se incluyen en esta primera temporada de 8 episodios. Si el objetivo del pirata informático era crear una anarquía total y observar cómo se quema el ecosistema de los estudiantes, entonces el misterioso individuo ciertamente está en camino al éxito. Los giros de tuerca están a la orden del día. Cada vez que señalas un sospechoso te alejas más de la realidad.

Miguel García Moreno, Adriana Pelusi y Carlos Quintanilla se encargaron de construir una buena trama. Si bien series como la aclamada Euphoria de HBO parece un retrato impecable de la cultura de los jóvenes en Norteamérica, “Control Z” hace lo propio por Latinoamérica. Es un acierto en la plataforma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.