Cine

«Dead to Me» temporada 2: El poder de la amistad

Esto También Es.- La segunda temporada de la serie “Muertos Para Mí” (Dead to Me) se renueva completamente y avanza en diferentes caminos. La relación de Jen y Judy profundiza en temas como la muerte, el cáncer de seno, la diversidad sexual, la amistad, traumas infantiles, el amor propio, carteles de droga y la culpa.

La segunda temporada de Dead To Me comienza con Jen Harding (Christina Applegate) y Judy Hale (Linda Cardellini) lidiando con la muerte de Steve Wood (James Marsden). En la Temporada 1, mientras Liz Feldman y el equipo de redacción del programa se enfocaron en explorar los traumas emocionales alrededor de la muerte y la culpa. En esta temporada los escritores son excesivamente perceptivos al observar con lupa la ira y el dolor. Son muchos los desafíos que implica aprender a sobrellevar, aceptar y avanzar.

El rol de las madres es uno de los puntos de ancla que acerca a Jen y Judy. Ellas hablan sobre su proceso de perder a sus madres. Por una parte, vemos cómo la madre de Jen luchó contra el cáncer de seno mientras Jen se encoleriza al ver que su madre perdió la batalla contra la enfermedad. La ausencia de su madre definitivamente redefinió el carácter de Jen. Los efectos de ese cambio tuvieron daños colaterales afectando a sus amigos, matrimonio e hijos. La retrospección y autoconciencia se hacen presentes para delinear el presente y futuro de Jen.

Por otra parte, encontramos a Judy quien se despidió de su madre 15 años atrás, no por la muerte sino por la relación tóxica que llevaban.  La madre de Judy, Eleanor (Katey Sagal) es una inquilina asidua de la prisión visto que sus acciones la han condenado en varias oportunidades, incluso la propia Judy testificó en su contra cuando era una niña. Digamos que no hay una resolución cálida y abrazadora en esta relación donde la manipulación ya no tiene cabida por cuanto Judy vivió el duelo de la pérdida a pesar de tener a su madre viva.

En medio de estos conflictos la serie también abraza alguna relación lésbica, reconoce los méritos dentro de los trabajos de investigación en la policía. Trae de regreso a la detective Pérez (Diana Maria Riva) con Nick (Brandon Scott), el oficial de policía que fue destituido la temporada anterior y, agrega otra serie de personajes nuevos.

El resultado es otra temporada de esta comedia negra, conmovedora y reflexiva. Los giros están a la orden del día. Ver cómo se fortalece su vínculo entre Jen y Judy es una de las mejores cosas. Al final vemos que “Dead to Me” se me prepara para su tercera temporada con un cambio de último minuto que sorprende al espectador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.