Críticas

«Artemis Fowl» una historia donde la magia no funcionó

Esto También Es.-Se necesitaron 20 años para que saliera una película de «Artemis Fowl«, y ahora que se estrenó, parece que le faltaba más tiempo para unificar criterios en una cinta cohesiva.

Después de recorrer varios directores y guiones, quedar atrapado en el pantano de Harvey Weinstein y posponerse tras la fusión del gigante del ratón junto a 20th Century Fox, un mérito que tiene es su superación de obstáculos incluido el COVID-19 entre ellos.

Finalmente es Kenneth Branagh quien se queda con los créditos como director con uno de sus trabajos menos preciados. Conor McPherson y Hamish McColl, estuvieron a cargo del guión adaptando la amada serie de fantasía entre adolescentes del autor irlandés Eoin Colfer. Considerando los libros, la expectativa era encontrarse con el inicio de una irresistible saga a la que Disney apostó un presupuesto de 125 millones de dólares.

La película finalmente agrupa elementos de dos libros en un tiempo de ejecución de apenas 90 minutos. La historia sigue Artemis Fowl (Ferdia Shaw) un niño genio de 12 años quien ha sido criado por su padre, Artemis Fowl Sr (Colin Farrell) en una misteriosa mansión donde se ocultan secretos en cada rincón. El padre de Artemis se embarca en una misión, pero desaparece sorpresivamente. Los medios lo señalan como un ladrón por supuestamente haber hurtado grandes reliquias de la humanidad entre los que se encuentra el valioso y brillante doo-dad. Un súper poderoso artefacto que mantiene el equilibrio entre el mundo de las hadas y los humanos.

Artemis, aunque es joven, fue educado desarrollando algunas habilidades especiales y por sobre todas las cosas, escuchando continuas historias acerca de un reino de hadas. Domovoi Butler (Nonso Anozie) su fiel mayordomo de características físicas inexplicables, queda a cargo de la seguridad del joven y, con ese compromiso, le revela la verdad detrás de toda la fantasía que su padre leyó por años.

Artemis fowl

Es a través de esas historias que se encuentra la clave para limpiar el nombre de su padre. Para hacer el trabajo debe resolver ciertos acertijos y ultimadamente, acercarse al mundo de hadas controlado por la Commander Root (Judi Dench).

Por la premura o tal vez la interpretación personal que cada persona a cargo desarrolló a lo largo de dos décadas, la historia sacrifica el desarrollo del personaje principal, así como el verdadero drama. La premisa no es sencilla: hay un mundo subterráneo de hadas, trolls y otras criaturas míticas que un niño rico y sabio más allá de sus años aprende a navegar, sin embargo, el guión impone una gran carga a Josh Gad con una irritante voz como el narrador de toda la cinta ofreciendo explicaciones que no eran necesarias mientras se omiten aquellas que realmente habrían valido la pena como por ejemplo una justificación para el carácter apático del protagonista.

Ese detalle y la actuación nada destacable del niño, lo dejan en un segundo grado de importancia. Realmente no nos importa que le sucede, caso contrario a lo inspirado por Holly Short (Lara McDonnell). La misión de ella es clara, bien definida y sus expresiones van acordes con su pasado. De los niños ella es la única con personaje íntegro y bien ejecutado.

Forzando la agenda de la inclusión, se introdujo a Juliet Butler (Tamara Smart) con un personaje sin ningún aporte a la historia. Ella es la sobrina de Domovoi, quien la ha entrenado como una valiente soldada. La intención supuestamente es facilitar la comunicación con Artemis visto que comparten la misma edad, pero su único trabajo es recordarle en par de oportunidades que debe alimentarse para estar fuerte… ¿De verdad no se les ocurrió nada mejor?

Rescatable de la película, los efectos animados. Branagh no escatima en su ambición por ofrecer elaborados efectos visuales que se complementan con el trabajo de maquillaje y vestuario bien atractivo, muestra de ellos es el gurú tecnológico, el centauro Foaly (Nikesh Patel).

Desafortunadamente este director no estuvo a cargo del proyecto desde el principio. Tal vez habría sido mejor iniciar el proyecto desde cero, quizás así estaríamos frente a una saga mágica generando reacciones positivas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.