Críticas

El practicante: un detonante de locura

Mario Casas explora la locura y manipulación en la película “El practicante”, una cinta perturbadora con excelentes actuaciones.

Esto También Es.- Mario Casas hace debut como villano, en la película española de Netflix, “El Practicante”, dirigida por Carles Torras, quién también escribió el guion junto a Hèctor Hernández Vicens y David Desola.

Fotografía de Netflix

El Practicante, es un thriller psicológico, que nos muestra la vida de Ángel (Mario Casas), un paramédico que desde el inicio nos muestra que sus acciones no son del todo buenas, por cómo se aprovecha de la situación de sus pacientes.

El ser más oscuro de Ángel sale a la luz, cuando tiene un accidente de tránsito que lo deja paralizado de la cintura para abajo, sintiéndose denigrado por estar en esa situación. Él empieza a maltratar a todas las personas a su alrededor que solo quieren ayudarlo. Todo empeora cuando su novia Vanesa (Déborah François) lo deja por la desconfianza y por el maltrato psicológico que estaba recibiendo, esto lo destroza y se convierte en un ermitaño.

Fotografía de Netflix

Sin embargo, en la perversa mente de Ángel, hay un plan en marcha, un plan para recuperar todo lo que ha perdido, eliminando los obstáculos que se le crucen en el camino sin importar lo que cueste. Poco a poco vamos viendo las capas de su verdadera personalidad, el accidente solo fue un acelerador para sacar esos sentimientos.

Fotografía de Netflix

Al final, no conocemos del todo a Ángel, pero sin duda este personaje de Mario Casas como el villano controlador, te dejará atrapado en la trama de esta película, hace que realmente te desagrade la personalidad del personaje.

El director nos va adentrando con un ritmo pausado, en una trama tensa, mostrando la obsesión, la posesión y la masculinidad tóxica. Además de esto, hay dos canciones que destacan a lo largo de la trama: L’Hymne à l’amour de Édith Piaf y Un sorbito de champán de Los Brincos. Esta última puede tener una letra inocente, pero que en la historia queda perfecta.

Fotografía de Netflix

El practicante no deja momentos libres para relajarnos, la puesta en escena y la fotografía de Juan Sebastián Vasquez logran este efecto. Si bien hubiese preferido agregar más suspenso en el tercer acto, sigue siendo una propuesta interesante de ver en Netflix.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: