Críticas

Un diván en Túnez : 5 frases de un psicoanálisis exprés

Esto También Es.- Manele Labidi presentó su ópera prima en el Festival de Cine de Toronto en 2019, Un diván en Túnez (Arab Blues) pero, es este 2020 cuando vemos su visión del psicoanálisis desafiando tabúes de la sociedad.

Con Selma (Golshifteh Farahani) describiendo la imagen de Sigmund Freud llevando su “Fez”, es la imagen que abre esta comedia franco-argelina. Selma acaba de regresar de París decidida a abrir su consultorio de psicoanálisis en su natal Túnez, después de todo, como dice Baya (Feryel Chammari) “A los árabes les gusta hablar”. Naturalmente, la comunidad tunecina, condicionada a reprimir sus problemas en lugar de lidiar con ellos, responde con escepticismo a la práctica de Selma, en especial porque como psicoanalista no puede medicar a sus pacientes.

La ventana que abre “Un diván en Túnez” es ¿Cuáles son los temas de conversación de esa sociedad? Es allí donde la directora y escritora comienza a explorar traumas y asuntos modernos para entregar su mensaje libertario.

Esta es una cinta ligera, con actuaciones decentes y trama bien intencionada, el inconveniente es que se mueve en tantas direcciones que no se sabe exactamente cuál es su rumbo. En ocasiones tenemos diálogos filosos como los traumas de un exconvicto, un “alcoholímetro” improvisado por el apuesto (Majd Mastoura), la pesadilla alrededor de los dictadores donde Putin de acuerdo al panadero Raouf (Hichem Yacoubi) o la ineptitud de los cuerpos del estado; esto en contraste con Selma y su visión, que en algunos instantes deja la mesa servida, preparándose para ahondar en su pasado y explicarnos sus motivos, sin embargo, la respuesta está ausente. En los últimos minutos de la cinta trata de resolver su conflicto interno con un sencillo: la competencia es intensa en París.

un divan

“Un diván en Túnez” se hace deudora entre su carácter episódico y repetitivo de los clichés culturales. Al igual que las consultas, todos los temas son exprés, aun así, cuenta con 5 frases que bien valen resaltar:

“¿Cuándo la gente sale de tu consulta que se lleva? La peluquera (Baya) a lo que la protagonista responde. “Eso depende. Todos se llevan algo que les pertenece.”

“Esto no es Europa, tenemos a nuestro Dios, no necesitamos de esa tontería”.

Le dice el tío Mourad (Moncef Ajengui) a Selma refiriéndose al psicoanálisis como algo absurdo.

“Es como un viaje a tu interior que te permite encontrar una puerta para salir, para mejorar”.

Selma explicando el concepto del psicoanálisis a sus prospectos.

“Las dificultades no desaparecen con el psicoanálisis.  El psicoanálisis transforma la naturaleza de las dificultades. Hablar de ellas, ya les está dando otro status.”

Selma

“¿Hiciste algo estúpido en Paris?  Estoy segura que sí, de lo contrario no habrías regresado. Todos los árabes son matones en Francia, pero no te veo robando un banco.”

Olfa (Aïsha Ben Miled) a Selma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: