Cine

Once Upon a Time in Venezuela: la cruda realidad de un país

Esto También Es.- «Érase una vez en Venezuela» o «Once Upon a Time in Venezuela» fue estrenada a comienzos de este año en el Festival de Cine de Sundance, ha dado la vuelta en más de una decena de festivales internacionales. Recientemente, ganó como Mejor Largometraje Internacional en la edición 29 de Hot Springs el pasado mes de octubre.

El próximo evento en el que participará es en el “International Documentary Film Festival Amsterdam”, a partir del 18 de noviembre. “Once Upon a Time in Venezuela” se posiciona como candidata en la categoría a Mejor Película Internacional en la 93ª edición de los premios Oscar prevista para el 25 de abril de 2021.

Cómo empezó todo

La directora venezolana Anabel Rodríguez Ríos nos cuenta su primer viaje al Congo Mirador, una población ubicada al sur del Lago de Maracaibo, en Venezuela o más bien lo poco que queda de ella. La intención de Anabel fue filmar un fenómeno meteorológico de la zona conocido como el “Relámpago del Catatumbo”.  Mientras esperaban la manifestación del relámpago, algunos niños entre risas y canciones se acercaron a donde estaba la producción en una especie de botes improvisados hechos con barriles de petróleo desechados.

Anabel expresa que desde esa noche nació la idea de grabar “The Barrel” (2012), un cortometraje de 11 minutos filmado en el Congo Mirador. La historia se centra en la vida de los niños de la zona, específicamente en Luis David Villasmil, apodado “El Catire”.

El corto fue el comienzo de un viaje que 7 años después “Once Upon a Time in Venezuela” los llevó al Festival de Cine de Sundance.

Trama

Hace mucho tiempo, el Congo Mirador era un pueblo próspero donde los pescadores pasaban sus días. En los años actuales el decaimiento del país ha desintegrado en su totalidad a todos los estados que la conforman sumidos en miseria, corrupción y en una situación deplorable, nunca antes vista. En el centro de la historia nos encontramos dos bandos: Tamara, la coordinadora chavista, y Natalie, la única profesora del pueblo que se opone a las conductas de corrupción aprobados por el estado.

Gran parte del documental se centra en las elecciones nacionales del año 2015. El miedo va más allá de la división política en el país, el verdadero problema es la polución existente en el Congo Mirador, las casas se caen a pedazos, dejando así a cientos de familias sin recursos para sobrevivir.  

Anabel Rodríguez comenzó este proyecto en el 2014, y logró terminarlo cinco años después por culpa de la contaminación del agua por los yacimientos de petróleo. El resultado ha despertado buenas críticas, echa un vistazo al tráiler a continuación:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: