Críticas

Freaky: humor y sarcasmo salpicado de sangre

Esto También Es.- Freaky: Este cuerpo me sienta muerte, está llena de referencias y estilo de películas de los 80, aun así, su director Christopher Landon (Feliz día de tu muerte 1 y 2) y su coguionista, Michael Kennedy, lograron darle un toque único, mezclando momentos conmovedores con sangre y terror.

Iniciamos el filme con la presentación de nuestro asesino, El Carnicero (Vince Vaughn). Mientras un grupo de amigos cuenta historias de terror frente a una fogata, él espera pacientemente detrás de los arbustos para atacar. Acto seguido, cambiamos a nuestra protagonista, Millie Kessler (Kathryn Newton), una adolescente tímida, quien es objeto de burla para los populares y deportista; afortunadamente cuenta con dos amigos que siempre la animan a salir y mostrarse como es.

Millie se refugia en los brazos de su madre luego del fallecimiento de su papá, prefiere estar en casa siempre; sin embargo, sueña con ir a la universidad y cumple horas como la mascota del equipo de fútbol. Luego de un partido ella se queda sola en la noche, durante un viernes 13, a esperar la llegada de su mamá, pero antes llega El Carnicero, en busca de su próxima víctima. Al alcanzar a Millie, la ataca, pero noches anteriores había robado una misteriosa daga, que al momento de atacar, rompe la barrera del tiempo transportándolos por un momento a una especie de templo, este ataque es interrumpido por la hermana de Millie.

Al día siguiente, ambos amanecen en el cuerpo del otro, sin entender mucho de lo que ha pasado. Mientras transcurre el día Millie en el cuerpo del Carnicero, intenta descubrir y solucionar lo que está pasando.

Los momentos más divertidos de la película son cuando Vince Vaughn actuá como una adolescente desesperada en el cuerpo de un asesino serial; al igual que la escena cuando él intenta convencer a sus amigos de que es Millie encerrada en su cuerpo. Aquí se mezclan la comedia y momentos de tensión, sin saber cómo terminará la situación.

Por otro lado, la actuación de Kathryn como el asesino es la que se roba la pantalla en todo momento, convierte a la chica tímida en una chica mala, foco de las miradas de todos en su colegio. Pero no todo lo que es lindo es seguro, en esta forma de cuerpo se le hace más fácil atraer a sus nuevas presas.

Uno de los temas que faltó explorara en la película y que servirían para una secuela, es la daga. Sólo se explicó lo suficiente para entender los cambios de cuerpo, pero no su origen o por qué pasaba esto. Este tema solo se tomó en cuenta unos cinco minutos de la película mientras una profesora les explicaba a los amigos de Millie que tenían 24 horas para hacer de nuevo un cambio de cuerpo. Además de esto, no se explicó si había manera de destruir la daga, ya que si sigue en las calles es un peligro para cualquier persona.

Además de sus diálogos sarcásticos, también tocan algunos puntos sensibles de la adolescencia y de la pérdida de familiares. Por momentos se te puede olvidar que es una película de terror, hasta que El Carnicero ataca de nuevo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: