Críticas

Mina y el Mundo de los Sueños: el partido de ajedrez incompleto

"Los sueños pueden tener un efecto sorprendente en nosotros".

Esto También Es.- Confieso que el tablero de ajedrez fue el “pretexto” que me trajo a esta película. Intrigada por saber el rol del tablero, decidí darle una oportunidad a “Mina y el Mundo de los Sueños” (Dreambuilders).

Los directores Kim Hagen Jensen y Kim Hagen Jensen, nos llevan a conocer la vida de Minna (Robyn Dempsey), una adolescente atípica para la época. Ella no entiende el interés de los adolescentes citadinos por la tecnología, con un uso eventual que permita recordar la voz de su mamá es suficiente, para todo lo demás existen las ocurrencias divertida de su padre (Tom Hale), pero la tranquilidad de la casa desaparece con los planes que su padre tiene con su nueva pareja.

A casa llegan Helene (Karen Ardiff) y su hija, la Instagrammers Jenny (Emma Jenkins). Minna prefiere su familia de dos pero su padre no está de acuerdo. La joven risueña deberá usar su “sombrero feliz” para dar la bienvenida a su madrastra y su hija. La presión por cambiar su entorno presiona lo suficiente para llevarla al mundo del inconsciente a través de los sueños. En ese lugar encontrará “el poder” que estaba buscando, pero: ¿sabrá cómo usarlo?, eso es lo que intenta responder el guionista Søren Grinderslev Hansen.

El reparto de voces me encantó, en especial Minna y su padre. La animación es el mayor baluarte de la película.

Por otra parte, la idea original de Kim Hagen Jensen me parece brillante, sin embargo, son tantos los temas que se pierde en su ambición. Detalles como el tablero de ajedrez que me atrajo, es un simple accesorio, y no termina de ahondar en todos sus planteamientos, aún así, encontramos 3 frases:  

«Todo el mundo tiene un estudio donde se crean sus sueños»

Gaff (Luke Griffin)

«Los sueños pueden tener un efecto sorprendente en nosotros».

Helene

«No es que tu padre o mi madre nos odien, es que se quieren de otra manera».

Jenny a Minna

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: