Críticas

Black Bear: ¿qué es real?

"Eres realmente difícil de leer. Sí, lo escucho todo el tiempo." Black Bear

Esto También Es.- Los filmes psicológicos como Black Bear son perfectos para pensar un rato y dudar de nuestra realidad, de lo que es real o no. Esta película está dirigida y escrita por Lawrence Michael Levine.

Iniciamos la cinta con la contemplativa Allison (Aubrey Plaza) sentada en un frío muelle con un traje de baño rojo. Ella se muestra taciturna, serena, no presenta emociones. Luego se encuentra en un auto de camino a una cabaña de retiro, ella es directora y guionista, por lo que necesita un espacio tranquilo que le de inspiración. Los dueños de esta cabaña son Gabe (Christopher Abbott) y Blair (Sarah Gadon).

Cuando llega el momento en el que Allison y Blair se conocen, la atmósfera  se torna incómoda. Ambas se hacen cumplidos, pero la forma en la cual se comunican pone en duda si estamos frente a una realidad o fantasía.

Luego de un tour por la gran cabaña, cae la noche y los tres se reúnen para tener una velada de bienvenida para Allison.

A pesar de que Blair está embarazada de Gabe, disfruta tomando vino junto a los otros. Entre copas, los tres empiezan a perder su sobriedad y vergüenza. Cuando Blair o Gabe dicen algún comentario Allison se ríe, no de forma burlona, pero empieza a incomodar a Blair por lo que ella pregunta si es que todo le parece gracioso, a partir de este momento saltan muchos temas en discusión, hasta que llegan al feminismo. Gabe comenta que está totalmente de acuerdo con los roles de género impuestos, lo que crea un gran choque con Blair, hasta llegar al final de esta confusa cena.

En este punto, como espectador las dudas siguen creciendo, ahora no por la curiosidad de conocer si se trata de realidad o fantasía, el tema es saber si esta actitud es intencional, si Allison provocó la discusión o si fue un regalo divino para que llegue por fin la inspiración que tanto buscaba. Lo que sí es seguro es que esta joven pareja tiene muchos problemas por resolver, pero Allison quizá está allí para hacerlos peor.

Por si nos resultó insuficiente la agridulce cena, cuando se termina la noche, despertamos en otra historia, con los mismos personajes, mismo lugar, pero ciertos elementos cambiados. Esto aporta más desorientación, sin embargo, es justamente este aspecto lo que hace esta historia fascinante.

Una teoría acerca de estos hechos es que estamos viendo en pantalla bocetos de la próxima historia de Allison, puede que unas de las versiones sean reales o tal vez una combinación de ficción y algún tipo de proyección personal. Mientras más avanza este thriller, se complica más.

En medio de todo el diálogo, se presentan temas que son un constante conflicto en la mente de todos, como las ideologías, la sociedad de consumismo que vivimos, lo que es real y lo que no. Todo esto, por supuesto, es la intención del autor de esta obra, confundirnos para llegar a nuestras propias conclusiones.

Esta es definitivamente una película que te deja con más preguntas que respuestas. Hay algunos puntos interesantes en la actuación, pero, al final, hay demasiado diálogo y poca sustancia. Dicho esto, la parte más fuerte de esta película es Aubrey Plaza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: