Críticas

Mical: un cortometraje real sobre la dislexia

“La dislexia sigue siendo un problema en la actualidad. Más del 15% de la población tiene dislexia, y más del 50% de los reclusos son diagnosticados como disléxicos”.

Esto También Es.-Mical” es un cortometraje dirigido por Yewweng Ho y producido por Gordon Lewis. El proyecto cuenta una historia basada en hechos reales sobre una madre y su hijo de siete años en una sociedad que califica de estúpido y defectuoso a un niño que sufre de dislexia.

El cortometraje comienza cuando el director del colegio cita a Pat Jones (Jayne Lunn), para explicarle las conductas agresivas de su hijo en clases, además, añade la ineficiencia del chico para realizar cualquier tarea asignada. De esta forma, nos adentramos en el mundo de Michael (William Biletsky), quien es atormentado por sus profesores y agredido por los estudiantes que le repiten una y otra vez la palabra “estúpido”.

El enfoque principal del corto es educar al mundo sobre la complejidad de la dislexia. Es insólito que como sociedad nuestro método sea juzgar sin conocer el problema. Miles de personas alrededor del mundo padecen esta dificultad que los hace sentir menos, tal como lo muestra Michael, un niño que se pregunta constantemente porqué es diferente.  

“La dislexia es una dificultad de aprendizaje, no es una enfermedad”

Expresa Luz Rello Sánchez, investigadora española en el campo de la dislexia.

La frase no correponde con la historia del cortometraje, sin embargo, para mí transmite un mensaje importante sobre este tema. A lo largo de los 20 minutos de duración, Michael se siente incomprendido, llora por no saber que ocurre con él y lo más desagradable de la trama es no contar con el apoyo de especialistas.

Es aquí cuando la historia es más edificante, la segunda mitad del filme muestra que en medio de las frustraciones existe la esperanza. Pat Jones se hace cargo de la educación de su hijo, investigando todo lo relacionado a la dislexia para así crear métodos que ayuden en el aprendizaje de Michael.

Ver al personaje principal en estos segundos te hace derramar unas cuantas lágrimas. Es como si el sol saliera después de una larga tormena, pero en realidad el mérito es para Pat, quien nunca dudó del potencial de su hijo. En los últimos minutos nos presentan las imágenes reales de Pat y Michael, así como también información importante de ambos personajes en la actualidad.

A continuación, te dejamos el cortometraje para que lo disfrutes:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: