Críticas

Medios hermanos: 5 frases que borran la línea entre fronteras

“Ciertas cosas hay que verlas desde otra perspectiva”.

Esto También Es.- Poder alcanzar “sueño americano” lleva sacrificios, uno de ellos es dejar toda la vida en tu país y buscar algo mejor fuera de él. Esto se ve representado en la película “Medios hermanos” (Half Brothers) , este filme lleno de drama y comedia está dirigida por Luke Greenfield y escrita por Ali LeRoi y Eduardo Cisneros.

Renato (Luis Gerardo Méndez) es un ingeniero de aviación residente de México, él creció sin su padre, pues cuando estaba muy pequeño lo vio marchar directo a Estados Unidos en busca de esa vida soñada, pero dejó atrás a su familia. Años más tarde, con una vida hecha, recibe una llamada de su padre, Flavio (Juan Pablo Espinosa), está enfermo y desea verlo. Durante este viaje Renato recibe lotra noticia. Tiene un medio hermano en este país, y uno de los últimos deseos de Flavio para ellos dos es, que vivan la experiencia de cruzar la frontera como inmigrantes.

Asher (Connor Del Rio) y Renato cumplen la petición de su padre, en este largo viaje ambos se unen como hermanos, y al mismo tiempo entienden lo que deben de sufrir miles de familias que pasan por esta situación todos los años. La cinta está llena de chistes y momentos serios, ambos en un balance perfecto, representado con frases cortas que verás a continuación:

“No soy un perdedor. Solo soy uno de esos chicos de ideas diferentes”.

Dice Asher, siempre es criticado por su forma de ser y de pensar.

“Ciertas cosas hay que verlas desde otra perspectiva”.

Explica Flavio, por esto es que quiere que sus hijos vivan la experiencia de emigrar, para que vean sus vidas de forma diferente.

“Tú hijo es raro, podría llegar a ser un asesino en serie. Digo que no podríamos regalarle un cachorro”.

Le dice Renato como broma a su novia Pamela (Pia Watson), ella tiene un hijo que espera que Renato acepte como suyo.

“La gente siempre se burla de los demás porque cree que son raros”.

Explica Asher a Renato, desde que lo conoció se burla de él, pero poco a poco cambiará su argumento.

Si me preguntaras ahora si un padre y un hijo deberían ser mejores amigos, diría: Por supuesto que deberían«.

Dice Renato, por mucho tiempo no tuvo más que rencor por su padre, pero este viaje cambiará eso.

Al ser una película de comedia nos presentan muchos estereotipos, tanto latinos como norteamericanos, que no harán más que hacernos reír. Solo ver como estos dos hermanos sobrepasan las barreras de cultura, idioma y crianza, convierte a la película en algo genial, suficiente para distraernos un rato y dejarnos con un gran mensaje sobre la familia y la migración.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: