Críticas

Todos mis amigos están muertos: 3 frases de una fiesta sangrienta

“La posición de Mercurio no tiene nada que ver. Tampoco el ángulo de Betelgeuse con la constelación de Aquila, ni ninguna otra mierda del cosmos”.

Esto También Es.- All My Friends Are Dead (Todos mis amigos están muertos) de Jan Belcl es la nueva producción polaca original de Netflix que promete ser una noche tan alocada como sangrienta. La película combina el terror y comedia negra en una fiesta reservada para los fanáticos del género slasher.

La cinta se abre con dos investigadores en la escena del crimen; la casa llena de cadávares es solo una pequeña muestra de los terribles acontecimientos de la fiesta. Las pistas indican que uno de los invitados es el autor del crimen. Sin embargo, para descubrir el final de la historia debemos tener un poco de paciencia, especialmente cuando volvemos al pasado para seguir a los personajes principales en la noche más descabellada.

La premisa básicamente se siente como una especie de Proyecto X edición navideña y con un final alternativo: todos muertos de una forma extrañamente espantosa. Daniel (Konrad Zygadlo) es un dulce chico perdidamente enamorado de Angelika (Katarzyna Chojnacka), su más reciente amor y próxima esposa; la intención del protagonista es impresionarla pidiéndole matrimonio como última celebración de Año Nuevo. Desde aquí, iniciamos recorriendo los lugares de la casa, así como también a los protagonistas, unos más arquetípicos que otros. La popular, el deportista, el problemático y una madre colada en una fiesta de adultos jóvenes.

Este grupo de adultos se prepara para la mejor noche de sus vidas mientras se sumergen en alcohol, drogas y sexo. Sin embargo, un accidente desencadena situaciones genuinamente impactantes; múltiples asesinatos, una propuesta de matrimonio y un repartidor de pizza tratando de resolver sus problemas. La película se intensifica e incluso se vuelve más absurda a medida que avanza el tiempo de ejecución, un último conflicto perjudica la cordura de un personaje y en ese preciso momento, la velada se convierte en un lamentable baño de sangre.

En tan solo una hora y media, All My Friends Are Dead es increíblemente sorprevisa, proporcionando las dosis suficientes de exageración y la duda de un posible universo paralelo. Esta fiesta sangrienta es un viaje atrevido que se mantiene fiel a su entrega. Con muchas referencias absurdas y un poco de realismo, destacamos las 3 frases de la película:

 “La posición de Mercurio no tiene nada que ver. Tampoco el ángulo de Betelgeuse con la constelación de Aquila, ni ninguna otra mierda del cosmos”.

Responde Filip (Mateusz Wieclawek) a Anastazja (Julia Wieniawa), quien piensa que todo lo que está sucediendo en la fiesta es debido a su conexión con el Universo.

“¿Por qué me engañaría tanto el Universo?”.

Se pregunta Anastazja cuando las cosas se salen de control en la fiesta.

“La química es el estudio de la materia. Pero prefiero ver esta rama de la ciencia como el estudio de todo. Todos somos elementos compuestos de átomos, clasificados y divididos en grupos según ciertas propiedades. Nos relacionamos y nos unimos, y creamos reacciones químicas. Algunas sustancias no van juntas, así que no reaccionan entre sí. Otras reaccionan, lo que hace que nuestros átomos se reorganicen y formen nuevos lazos. Nuevos productos. Y ninguna de estas reacciones químicas sería posible sin la energía en forma de calor, luz, electricidad o fuerza mécanica. Así es el ciclo sin fin; los elementos bailan y giran. Y reaccionan ante este éxtasis de la vida”.

El repartidor de Pizza (Adam Bobik voz en off)

Bonus

“Tal vez en un universo paralelo nada salió mal”.

Filip reconoce la teoría de Anastazja.

¿Qué significa el final?

No soy partidaria de arruinarle los finales a nadie. Así que, si aún no has visto la película te recomiendo que no sigas leyendo (Spoiler Alert).

“Todos mis amigos están muertos” finaliza en la misma casa, pero la fiesta de fin de año en realidad es el casamiento de Daniel y Angelika. El cierre puede tener varias interpretaciones; después de la muerte de algunos invitados debido a los disparos de Rafal (Michal Sikorski), y los restantes electrocutados por culpa del agua, tenemos lo que podría ser “El más allá” al que llegaron los protagonistas tras sus traúmaticos desenlaces. Lo cual no sorprendería porque se hace referencia a Jesús dentro de la historia.

Otra opción es la de Anastazja y Flip cuando hablan de un universo paralelo, donde los sueños de nuestros personajes se hacen realidad: Angelika se casa con Daniel, Gloria (Monika Krzywkowska) confiesa su amor por Pawel (Nikodem Rozbicki), Rafal acepta su homosexualidad y Jordan (Adam Turczyk) sencillamente no tiene un final feliz en ninguna de las historias. A pesar de estar contentos, aparentemente sucederá lo mismo, pues Anastazja se encuentra con la llave misteriosa de la caja, la cual contiene el arma homicida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: