Críticas

10 frases de Words on Bathroom Walls: Una mirada profunda a la esquizofrenia

“Debes dejar que la gente descubra todos tus lugares oscuros y horribles. Porque esas personas pueden mostrarte lo que es real. Puede ser el principio de todo, si lo permites”.

Esto También Es.- Al representar las enfermedades mentales con consideración, Words on Bathroom Walls (Palabras en las paredes del baño) es una cinta dramática sin intenciones de romantizar la esquizofrenia. El director Thor Freudenthal adapta la novela homónima de Julia Walton, sobre como un adolescente ve la vida teniendo esta condición.

La película es narrada por Adam (Charlie Plummer), un chico con trastornos mentales que nos repasa su vida. Desde su niñez, él oye voces espeluznantes sin razón aparente, pero un accidente en su clase de ciencias provoca violentas alucinaciones que conducen a estudios para confirmar su verdadera enfermedad; esquizofrenia. Al ser abandonado por su padre, Beth (Molly Parker) es la única responsable del cuidado y tratamiento de su hijo. Con el tiempo, ambos encuentran paz a través de la cocina; el escape de Adam para no enfrentar su realidad.

En este punto de la historia, las alucionaciones del protagonista son más que visiones distorsionadas o inventadas; su mente ha creado personajes con los que convive día a día. Por un lado, tenemos a Rebecca (Anna Sophia Robb), una especie de budista que guía a Adam; Joaquin (Devon Bostick) es como el hermano mayor preocupado por la vida sexual del adolescente y el guardespaldas (Sebastián Lobo), es el encargado de protegerlo. Los tres personajes se turnan en la mente del protagonista para debatir sus emociones. Sin embargo, al ser expulsado de su colegio, Adam debe enfrentar ser el estudiante raro y nuevo en una institución católica.

En el camino, vemos como la enfermedad de Adam afecta seriamente su vida. En ocasiones puede tener un día completamente normal, mientras que, al siguiente las alucinaciones juegan con su mente de una forma dolorosa. La estadia en el nuevo colegio trae consigo a una nueva amiga, Maya (Taylor Russell) es la única persona capaz de comprender la situación de Adam, aun cuando desconoce su enfermedad.

Aquí encontrarás las 7 frases destacadas de la película:

“Aquí fue donde descubrí quién soy. La Esquizofrenia, es un trastorno mental crónico en el que una persona pierde el contacto con la realidad, permitiendo alucinaciones visuales y auditivas, paranoia, delirios. Básicamente, un cúmulo de mierda”.

Dice Adam cuando fue diagnosticado con Esquizofrenia

“Cuando cocino, es como si todo desapareciera. Logro ser exactamente quien quiero ser. Estoy en control”.

Explica Adam a Maya sobre como en la cocina puede ser él mismo.

“Cuando eres un niño con cáncer, las personas no pueden esperar a correr a ayudarte, están ansiosas por conceder el deseo que tengas antes de morir. Pero cuando tienes esquizofrenia, la gente no puede esperar a convertirte en el problema de alguien más. Por eso acabamos en las calles, gritando a la nada, esperando morir. Nadie quiere concedernos deseos”.

Dice Adam

“Debes dejar que la gente descubra todos tus lugares oscuros y horribles. Porque esas personas pueden mostrarte lo que es real. Puede ser el principio de todo, si lo permites”.

Dice Beth a su hijo Adam

“Solías decirme que me viera como una persona que lidia con una enfermedad, para no convertirme en la enfermedad”.

Adam a Beth

“¿Me sentaré aquí y diré que cosas como el amor y la honestidad pueden curar la locura? no, pero seguro pueden ayudar”.

Explica Adam

Bonus

“Después de la pelea, la gente de inmediante me vio diferente. Como que me tenían miedo. No importaba que hiciera, no lograba que me vieran como antes. Me convertí en un espectador de mi propia vida. Creo que eso fue lo que se sintió como el verdadero fracaso”.

Adam a Maya sobre el accidente en su antiguo colegio.

“Todos creen que cocinar se trata de seguir instrucciones, pero es lo contrario. Tu paladar te dirá exactamente lo que el plato necesita”.

Para Adam, un buen cocinero es más que una simple receta.

“Lamento que haya tenido que expulsarme porque no cumplí con su imagen de normalidad, pero este soy yo. Soy Adam, tengo una enfermedad y no soy solo la enfermedad”.

Dice Adam a sus compañeros en el día de su graduación

“Ser ambiguo no lo hace profundo. Lo hace estar lleno de mierda”.

Adam al padre Patrick (Andy García)

Este es el tipo de película que nos hace reflexionar sobre la vida. Aunque puede ser dura, al mismo tiempo muestra que el amor y la familia son la  combinación perfecta para enfrentar los problemas.

Words on Bathroom Walls es un título conmovedor que no busca romantizar las enfermedas, sino introducirnos en la mente de un paciente atormentado mientras se enamora de su mejor amiga. El guión de Nick Naveda trata de explicar, sin dificultades, la vida de este personaje con toneladas de amor y comprensión, sin embargo en oportunidades se toma libertades en exceso respecto al libro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: