Críticas

El crimen de Georgetown: 5 frases sobre el arte de mentir

“La diplomacia es el arte de decirle a la gente que se vaya a la mierda de tal manera que te pida cómo llegar”.

Esto También Es.- Georgetown (El crimen de Georgetown) es una cinta dramática que marca el debut como director del dos veces ganador al Oscar, Christoph Waltz. La historia es basada en el artículo de The New York Times titulado “El peor matrimonio en Georgetown» de Franklin Foer. Aunque tuvo su estreno en el Festival de cine de Tribeca en el 2019, la película fue liberada un año después.

“Esta historia no es necesariamente real. Pero sí está basada en hechos reales”, reseña la cinta al comienzo, para luego cambiar de escenario a la elegante casa de una pareja de la alta sociedad: Ulrich Mott (Waltz) y Elsa Brecht (Vanessa Redgrave). El personaje principal es un ambicioso escalador social casado con una viuda adinerada tres décadas mayor que él. Usando el prestigio de su esposa como periodista, Mott intenta codearse con los políticos y empresarios más importantes de Washington DC para beneficios laborales.

En una de las glamurosas fiestas, Mott y Elsa se preparan para recibir a sus distinguidos invitados por toda una noche, donde el centro de atención es el “diplomático” y encantador esposo, quien finge ser modesto mientras asegura el ascenso de una organización elite creada por él y llamada «El grupo de personas eminentes». Al finalizar la velada, Mott sale de su casa a dar un paseo, pero cuando llega, nota el cuerpo de Elsa en el piso. El reporte indica que se ha caído por las escaleras, pero no fue un accidente y el principal sospechoso es Ulrich, su esposo.

La hija de elsa, Amanda Brecht (Annette Bening), no confía en los testimonios de Ulrich, pues siempre lo ha considerado un estafador. A partir de este punto, la cinta se divide en episodios para contar los primeros años de la pareja hasta la verdad sobre el asesinato, dejando al descubierto unos cuantos secretos oscuros del enigmático personaje.

La intención del director no es contar la verdad. Pero, en la vida real, los personajes que tomaron de inspiración para esta cinta fueron: Albrecht Muth, un hombre condenado por el asesinato de su esposa, Viola Drath. Si bien el final es predecible, el ritmo de la película es ingenioso e ideal para conocer las facetas de este villano y las mentiras que usó para llegar a la cima. Aquí podrás ver las 5 frases destacadas:

“Conseguí sobrevivir a la guerra. Conseguí sobrevivir en este país y aprender el idioma. Conseguí criar a mi hija y tener una profesión. Creo que me irá de maravilla casándome con un hombre fascinante, entregado y, sí, algo más joven que yo”.

Elsa Brecht a su hija Amanda el día de su compromiso con Ulrich

“Cada uno crea sus oportunidades”.

Elsa a Ulrich Mott

“Dijo Winston Churchill alguna vez: la diplomacia es el arte de decirle a la gente que se vaya a la mierda de tal manera que te pida cómo llegar. Con permiso del primer ministro, yo prefiero pensar que es el arte de ayudar a la gente a encontrar el camino al cielo”.

Dice Ulrich en una presentación ante los nuevos socios de la organización

“A veces creo que la gente se ríe de mí. Toda la ciudad, todo el mundo”.

Ulrich Mott a su esposa Elsa Brecht

“¿Hice cosas de las que me avergüenzo y mucho? Por supuesto. Pero, piense en algún matrimonio donde ninguno haya cometido algún error. Piense en un matrimonio sin arrepentimientos”.

Explica Ulrich a sus abogados

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: