Críticas

The Mauritanian: 10 frases de una incesante búsqueda de justicia

“En árabe, la palabra "libre" y la palabra "perdón" son la misma palabra. Así es como, incluso aquí, puedo ser libre”.

Esto También Es.- Basada en las memorias de un prisionero en el centro de detención de Guantánamo, el director Kevin Macdonald cuenta una historia conmovedora y poderosa en la película “The Mauritanian”. Mohamedou Ould Slahi estuvo encerrado en el lugar durante 14 años, sin ninguna prueba en su contra, el caso se basó en especulaciones por parte de las autoridades.

Review: A star-making lead performance in 'The Mauritanian' - ABC News

Antes de ser llevado a Guantánamo, Mohamedou (Tahar Rahim) regresaba a Mauritania luego de haber vivido algunos años en Alemania, lugar donde estudió ingeniería gracias a una beca.

Meses después del fatídico ataque del 11 de septiembre de 2001, Mohamedou celebra en su pueblo, pero, para su sorpresa la policía local lo detiene para hacerle “algunas preguntas”. Esa fue la última vez que su mamá (Baya Belal) lo vio. Tres años más tarde, Mohamedou reaparece, y su caso llega a oídos de la abogada Nancy Hollander (Jodie Foster), quien toma el caso a pesar de que sus compañeros no están de acuerdo.

The Mauritanian' review: Gitmo drama sells its subject short - Los Angeles  Times

Nancy viaja junto a Teri Duncan (Shailene Woodley) hasta la prisión a Guantánamo para conocer a su cliente. Su principal objetivo es demostrar que el gobierno de Estados Unidos no tiene suficientes pruebas para mantenerlo en prisión. Mientras tanto, la contraparte se prepara con el fiscal teniente coronel Stuart Couch (Benedict Cumberbatch), un hombre religioso que busca la pena de muerte para Mohamedou. Ambas partes se preparan para defender su posición, pero hay una constante resistencia por parte del gobierno en liberar información sobre interrogatorios, llenos de métodos especiales aprobados por personas de alto rango, donde los derechos humanos fueron ignorados.

A continuación, resaltamos 10 frases de esta búscada de justicia:

Toda la vida he escrito. Me gusta. Pero aquí, es más peligroso escribir que hablar”.

Mohamedou a Nancy.
Where to Watch 'The Mauritanian'

¿De qué sirve rezar si terminaste aquí? Es inútil”. Escucha Mohamedou de Marsella, uno de sus compañeros de prisión sin rostro ni nombre real. Él le responde: “Te equivocas. En mis oraciones yo siempre pedí ver el mundo”.

No importa qué creamos sino que podamos probar”.

Nancy a Teri.

Se que todos tienen derecho a una defensa, pero ¿no le molesta trabajar para alguien como él?” Pregunta Couch a Nancy, ella responde: “No solo lo defiendo a él, defiendo la ley”.

The Mauritanian Brings an Unbelievable Guantánamo Story to Life | Vanity  Fair

No pueden tenernos aquí eternamente. No dejes que te roben la fe. Un día irás a tu hogar”.

Mohamedou a Marsella.

Si defiendo a mi cliente y exijo que le den una audiencia justa, no solo lo defiendo a él, también a usted y a mí. La constitución no tiene un asterisco que diga: «Hay términos y condiciones«.

Explica Nancy a un periodista.

No puedes ganar si no crees que todos tienen derecho a un abogado”.

Nancy a Teri.

Afuera, mi familia, mi hermano… sus vidas continúan. Aquí yo soy como una estatua. Usted también se irá y su vida continuará”. Mohamedou a Nancy, ella le responde: “¿Mi vida? ¿Qué diablos sabes sobre mi vida? Esta es mi vida. Vivo en lugares como este ayudando a gente como tú”.

"The Mauritanian" with Benedict Cumberbatch asks if torture is ever OK

Dios paga lo que pide. De una u otra manera, hará que funcione”.

Dice Couch a Nancy.

En árabe, la palabra «libre» y la palabra «perdón» son la misma palabra. Así es como, incluso aquí, puedo ser libre”.

Mohamedou.
The Mauritanian' tells story of Guantánamo inmate who spent 14 years  imprisoned without charges

Mohamedou escribió su historia mientras estaba encerrado, las cartas que enviaba a la abogada Nancy explicaban detalladamente cada una de las torturas y humillación que sufrió de forma injustificada, mostradas sin mucha censura durante la película. A pesar de los traumas que pudieron ocasionar, aparte del daño psicológico que recibió, al final de la cinta vemos al verdadero Mohamedou, quien perdonó a las personas que volvieron su vida una pesadilla, vive sin rencor, con el carisma que logró capturar el actor que lo interpreta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: