Críticas

5 Frases de ASIA

“Este señor me dijo que siempre había gozado de buena salud, pero que sufría porque su mujer lo tenía amargado. Le hizo la vida imposible hasta su muerte. Estaba solo en el hospital. Entonces le dije que era momento de pasar página y buscar otra mujer, y me respondió que era difícil beber cuando los riñones no funcionan”.

Esto También Es.- Las enfermedades terminales llegan al cine con frecuencia entre el romanticismo y la cursilería, pero ¿qué sucede cuando aceptas la enfermedad y decides vivir tu vida de la mejor forma posible? en la búsqueda de una respuesta, surgen películas como ASIA, una cinta íntima que toca teclas sensibles donde la tristeza desmesurada es sustituida por honestidad y realismo.

Asia (Alena Yiv) es una enfermera que trabaja en un hospital geriátrico de Jerusalén. Tiene una hija, Vika (Shira Haas), una adolescente que sufre de una enfermedad degenerativa. Aunque nunca se menciona de forma explícita el nombre del padecimiento, todo apunta a esclerosis lateral amiotrófica. El diagnóstico es desalentador, la enfermedad avanza a un ritmo acelerado, pero nada detiene a esta dupla por seguir con el curso de sus vidas. Por un lado, Asia ahoga sus penas entre noches de copas y relaciones casuales con uno de los doctores del hospital. Mientras Vika, como todo adolescente, siente curiosidad por compartir las mismas experiencias de sus amigos, como las que vive Natalie (Eden Halili). Pero la enfermedad aumenta sus limitaciones a diario, alimentando así, las frustraciones de la joven.

Asia está agotada, trabaja día y noche para reunir un poco de dinero y poder complacer a su hija. No obstante, a medida que Vika pierde control muscular, requiere de mayor atención. Encontrar un balance entre cada aspecto en las vidas de Asia y Vika es un desafío retratado con poesía en la historia escrita y dirigida por Ruthy Pribar. No sorprende la ovación recibida en Sundance, y mucho menos la candidatura a los Premios Oscar en representación de Israel.

Esta es una experiencia profundamente conmovedora. Las teclas emocionales provienen de una empatía genuina y honesta más que cualquier otra cosa. El guión presenta una propuesta refrescante, aunque buena parte de la belleza de esta cinta reposa en la fotografía. La actuación de ambas actrices es sencillamente brillante, en especial Shira Haas, quien se convirtió en una sensación tras protagonizar la serie de Netflix: «Unorthodox«.  

Este es un drama libre de los adornos de su clase. Detrás de la fortaleza de estas mujeres se encuentran literalmente las “crónicas de una muerte anunciada”, y de él resaltamos 5 frases:

“Estoy bien” afirma Vika y Asia responde “¿te parece bien perder la consciencia?”.

“Buscaremos una segunda opinión, siempre hay opciones”.

Asia a Vika

“Lo que llevan entre las piernas no es para tanto ¿sabes? En serio, tú eres lo único que me ha dejado un hombre”.

Asia a su hija.

“Este señor me dijo que siempre había gozado de buena salud, pero que sufría porque su mujer lo tenía amargado. Le hizo la vida imposible hasta su muerte. Estaba solo en el hospital. Entonces le dije que era momento de pasar página y buscar otra mujer, y me respondió que era difícil beber cuando los riñones no funcionan”.

Stas (Gera Sandler)

“Trabajo día y noche para luego ver tu cara de insatisfacción. Parece que nunca será suficiente para ti”.

Asia a su hija.

Bonus

“Siempre te acaba doliendo algo con la edad, pero en mi caso, me duele todo” dice un paciente (Evgeny Tarlatzky) a Asia, quien responde: “Pero no pierda la sonrisa”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: