Críticas

Save Ralph: 5 frases sobre el lado oscuro de la belleza

“Solo me gustaría decirles a todos los que todavía compran cosméticos probados en animales como delineador de ojos, champú, crema protectora solar, prácticamente todo lo que hay en tu baño. Bueno, sin ti y los países que permiten la experimentación con animales, me quedaría sin trabajo. Estaría en las calles. Bueno, no en las calles. Más como en un campo, supongo. Ya sabes, como un conejo normal. Pero está bien”.

Esto También Es.- Demostrando que a través del humor y la ironía se puede hacer una crítica social, el director Spencer Susser presenta su cortometraje de animación stop-motionSave Ralph”. El título estrenado el 6 de abril en Estados Unidos, se ha convertido en una de las tendecias del mes debido al poderoso mensaje que contiene sobre la experimentación con animales por parte de la industria de la belleza.  

La belleza duele, pero la realidad es peor

En el mundo de la belleza todo es posible; desde labiales que nos garantizan una mayor duración hasta cremas corporales que nos prometen pieles perfectas. Sin embargo, algunas compañías de belleza tienen un lado oscuro: las pruebas con animales. Estos experimentos realizados en laboratorios afectan considerablemente la salud de los animales aun cuando existen otras alternativas naturales a la cosmética industrial. A raíz de las múltiples acusaciones que han sufrido ciertas empresas, Humane Society International busca concientizar sobre la crueldad a la que exponen a los animales a través de Ralph, un conejillo de ensayo que cuenta cómo es un día normal en su vida.

El corto que sigue la historia de Ralph (Taika Waititi) comienza con el personaje presentándose para lo que sería su propio documental. De entrada, el conejo nos explica que no escucha por una de sus orejas ni ve por un ojo debido a los químicos. Luego, Ralph se dirige hacia el baño para comenzar su rutina diaria. Sin intenciones de ocultar la verdad, él admite que su cuerpo le arde, también le cuesta respirar y por último refleja dolor cuando se cepilla los dientes. Sin embargo, Ralph confiesa que todo está bien, que es lo “ideal”. Preparándose para un rico desayuno, su hogar se ve irrumpido por una mano humana.

En la siguiente escena, nos encontramos con Ralph en un laboratorio listo para hacerle otras pruebas. Mientras narra la importancia de su trabajo ante las cámaras, otros conejos saludan y preguntan si alguien los puede sacar del lugar. Cuando Ralph pide al entrevistador (Ricky Gervais) cortar la parte de sus amigos, un humano le echa un líquido a su ojo en buen estado. Al finalizar su jornada de trabajo, el pobre conejo sale del laboratorio con un cuello ortopédico, la piel quemada y con otro ojo afectado. Pero, el show debe continuar, así que Ralph se despide de las cámaras diciendo una vez más que todo “está bien”.

En tan solo tres minutos de duración, el corto animado no alcanza a demostrar todo lo que sufren los animales que ahora mismo hacen parte de los testeos de productos de belleza. Sin embargo, aquí podrás encontrar las 5 frases llenas de ironía que sí exponen el lado oscuro de la industria:

“Tengo la piel afeitada y con productos químicos que arden, arriba y abajo de mi espalda. Como un tipo de picaduras, pero no es para tanto. Quiero decir, solo me duele mucho al respirar o moverme, o lo que sea… Sí, eso duele. Pero al final del día, quiero decir, que está bien. Lo hacemos por los humanos, ¿verdad? Son muy superiores a los animales”.

Dice Ralph mientras se cepilla los dientes

“La cosa es que no soy un conejito espacial. Soy un conejillo de ensayo. Mi papá fue probador, mi mamá, mis hermanos, mis hermanas, mis hijos. Todos probadores y todos murieron haciendo su trabajo. Como yo haré. Eso está bien. Testear es para lo que nacimos. Nos hace felices a los conejos”.

Explica Ralph

“Sé que se ve mal, pero de la forma en que yo lo veo, estoy haciendo mi trabajo. Si tan solo un humano pudiera tener la ilusión de un lápiz labial, o un desodorante más seguro o…” Explica Ralph, y conejito en cautiverio lo interrumpe: “¿Qué pasa con el equipo de cámara, hermano?”. Ralph responde: “Me están siguiendo, haciendo un documental o algo así”. El conejo pregunta: “Oh, ¿Puedes pedirles que nos saquen de aquí? Vamos Ralphie, ¡No quiero morir!”.

“Solo me gustaría decirles a todos los que todavía compran cosméticos probados en animales como delineador de ojos, champú, crema protectora solar, prácticamente todo lo que hay en tu baño. Bueno, sin ti y los países que permiten la experimentación con animales, me quedaría sin trabajo. Estaría en las calles. Bueno, no en las calles. Más como en un campo, supongo. Ya sabes, como un conejo normal. Pero está bien”.

Dice Ralph

“Ningún animal debería sufrir y morir en nombre de la belleza”.

Frase final del cortometraje

Además de la participación de Taika Waiti, también se destacan las actuaciones de voces de artistas como: Zac Efron, Ricky Gervais, Tricia Helfer, Pom Klementieff y Olivia Munn. Disfruta del corto a continuación:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: