Críticas

Four Good Days: 7 frases sobre el amor maternal contra las adicciones

"Siempre estoy pensando en el pasado o preocupándome por el futuro. Incluso antes de consumir drogas, recuerdo haberme preocupado por lo que vendría después. Como si no pudiera vivir con la incertidumbre".

Esto También Es.- Tener un buen día depende de nuestro entorno, para algunos es ir al parque y para otros salir a comer. Pero para las protagonistas de Four Good Days de Rodrigo García, un buen día es cuando una mamá no es robada por su hija adicta a opioides.

Sin previo aviso Molly (Mila Kunis) se presenta a la puerta de Deb (Glenn Close), su mamá. Ella trata de convencerla de dejarla pasar, promete que está limpia de drogas, pero Glenn ha pasado por esta situación más de lo que quisiera y deja a Molly fuera. Luego de una noche de preocupación asomada en la ventana, Deb sale a hablar con Molly y le propone ir hasta un centro de desintoxicación. Cuando Molly acepta nos damos cuenta de que es algo casi rutinario, han pasado 14 veces por el mismo proceso.

Molly pasa tres días sufriendo los síntomas de la abstinencia. Mientras Deb permanece en casa pensando en qué hizo mal. Después, junto a Deb tiene una charla con un doctor que le propone una excelente solución, una inyección que bloquea los efectos de la droga. Pero para recibirla debe permanecer limpia cuatro días.

Estos cuatros días se hacen eternos para ambas. Deb permanece alerta constantemente porque desconfía de Molly, sin embargo, cree que esta vez realmente su hija está comprometida por su bienestar. Se dan muchas discusiones, pero también momentos conmovedores que demuestran el amor de este dúo.

Disfruta a continuación de 7 frases destacadas del filme:

«Molly, detente. Solo detente. He escuchado este discurso durante 10 años… Te veré cuando estés limpia».

Deb a Molly al inicio.

«Ella no me absorbe. Siempre que he decidido volver a comprometerme con ella, siempre lo he hecho con los ojos bien abiertos«.

Explica Deb a su esposo Chris (Sthepen Root)

«A veces tengo la sensación de que no quiero amarla más… Aun así, voy a seguir amándola, ¿verdad?»

Deb a Chris.

«Aburrimiento, ansiedad, vergüenza, soledad. Mi vida. Básicamente, mi vida es un detonante. Tengo 31 años y no he hecho nada más que hundirme en la vida«.

Molly al Dr. Ortiz (Carlos Lacámara)

«Siempre estoy pensando en el pasado o preocupándome por el futuro. Incluso antes de consumir drogas, recuerdo haberme preocupado por lo que vendría después. Como si no pudiera vivir con la incertidumbre«.

Explica Molly a Deb.

«Sé que no debería hacerme ilusiones, pero a estas alturas lo único que me queda es esperanza«.

Deb a Ashley (Carla Gallo), su hija mayor.

«¿Sabes cuántas veces me he dicho eso?, que no me voy a permitir robar para drogarme. Me he despertado casi todas las mañanas durante los últimos dos años y me dije a mí mismo que esto es todo. Que hoy no voy a drogarme. Y una hora después, me reuniré con mi dealer para drogarme«.

Explica Molly a un grupo de jóvenes que la oyen hablar sobre su adicción.

Molly no tiene dientes, ni la custodia de sus hijos. Durante unos pocos días vive un «ideal» de su vida, de haber elegido un camino libre de drogas. Desafortunadamente es solo «lo que pudo ser y no fue». Ella tomó y abusó de medicinas y sustancias nocivas desde los 17 años, perdió la oportunidad de tener algo así. Por su parte, Deb libra una dura batalla interior con su consciencia. Ella ama a Molly de forma incondicional. Se preocupa por ella sin importar la reincidencia en su adicción.

Durante los cuatro días conocemos fragmentos de la vida de Molly y Deb, tiempo suficiente para acercarnos a las protagonistas. Sin embargo, la historia general no es tan fuerte como sus personajes principales. Presenta un argumento común de películas sobre este tema y no aporta algún elemento único que diferencie del resto. La película sirve con un recordatorio sobre las consecuencias de abusar de sustancias y cómo afecta a las personas alrededor, en medio de un reciclado de dramas comunes. Ultimadamente solo las actuaciones rescatan la cinta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: