Críticas

7 frases de las cuatro «Historias de Satyajit Ray»

“Toda mi vida cometí el mismo error. La suciedad estaba en mi rostro, pero yo seguí limpiando el espejo”.

Esto También Es.- Durante el siglo pasado, Satyajit Ray fue considerado uno de los mejores artistas del cine indio. Su legado aún prevalece, cuatro de sus historias cortas llegaron a la pantalla de Netflix en forma de serie reescritas por Sayantan Mukherjee, cada una posee un estilo único que logra hipnotizar.

A través de estas cuatro historias exploramos los pensamientos, creencias, deseos y frustraciones de los protagonistas. Ninguna es una historia feliz con un final de cuento de hadas, algunas pueden ser duras como “El impostor”. Este episodio narra la historia de un hombre desdichado, Indrashish Shah (Kay Kay Menon), que luego de conseguir una gran fortuna y un secreto de familia, obtiene la habilidad de cambiar de forma. Pero las frustraciones de su pasado lo hacen caer en un pozo sin fondo, donde es incapaz de reconocer su reflejo.

No me olvides” es el episodio que más tarda en arrancar. Ipsit Nair (Ali Fazal) tiene una memoria increíble, nada se le olvida y esto lo llevó a convertirse en un gran empresario. Su vida parece perfecta junto a su esposa e hija, sin embargo la visita de una vieja amiga le revuelve los recuerdos. Poco a poco empieza a dudar de sí mismo y su cordura se desvanece.

El episodio más divertido es “¿A qué viene tanto lío?”. Llegan dos hombres a un tren, uno es el exitoso cantante Musafir Ali (Manoj Bajpayee) y el otro es un viejo luchador (Gajraj Rao). Ambos creen haberse conocido antes, pero no logran recordar dónde ni cuándo. Los recuerdos logran jugar con sus confundidas mentes, hasta que uno de los dos descubre lo que sucede.

Por último en el “El centro de las miradas” conocemos al escéptico actor Vik (Harshvardhan Kapoor), que no soporta la idea de compartir aire con famosa celebridad religiosa, Didi (Radhika Madan). Pero un milagro podría cambiar la perspectiva de Vik. A continuación, verás 7 frases destacadas de estas historias:

No me olvides

Amigo eres una computadora. Lo que para ti son datos, para mí son recuerdos. No puedo borrarlos”.

Sourav (Akshay Kapoor) a Ipsit Nair.
No me olvides

El impostor

¿Cuánto tiempo más jugarán conmigo? Se despiertan a la mañana y piensan “¿Cómo joderemos hoy a este tonto de Indrashish?” Se divierten, pero ¿Para qué los necesito si ya conozco mi propio futuro?”.

Indrashish a los dioses.

La humillación de todos los días, el sufrimiento, todo se termina. Es suficiente. Ahora crearé mi rostro, mi cuerpo y mi personalidad. No los necesito”.

Indrashish a los dioses.
El impostor

Toda mi vida cometí el mismo error. La suciedad estaba en mi rostro, pero yo seguí limpiando el espejo”.

Indrashish a sí mismo.

No eres la primera ni última persona que cree que es Dios y que fracasa miserablemente”.

Baba (Dibyendu Bhattacharya) a Indrashish 
¿A qué viene tanto lío?

¿A qué viene tanto lío?

El tiempo, amigo mío, es una perra de corazón frío. Cambia como la marea y se lleva la vida de uno”.

Aslam a Musafir Ali.

El centro de las miradas

¿Sabes que es una líder religiosa? Y tú, una estrella de cine. El cine tiene cien años y la religión, diez mil. La gente mata en nombre de la religión”.

Roby Ghosh (Chandan Roy Sanyal) a Vik.
El centro de las miradas

Cada narración brilla por sí sola, son de géneros diferentes pero todas se centran en la psique de estos cuatro hombres. Cada uno con su problema y mensaje; en solo unos minutos se logra conocer una parte profunda de sus personalidades. Mi episodio favorito es “El impostor” porque el personaje está tan absorto en la desgracia y en el pasado que no distingue la oportunidad que tiene al frente. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: