Críticas

Somos: 7 frases de vidas marcadas por la violencia

“Que su hijo se quede allá. Que tome y que hable allá. Porque sí toma y habla aquí, le puede ir mal. Podrá venir de día a pagar sus deudas. A cortarse el pelo, a hacerse la manicure. Pero la noche, la noche nos pertenece”.

Esto También Es.- Varias vidas se entrelazan para llegar a un desenlace doloroso lleno de injusticias y olvido. Somos. de Netflix se basa en el reportaje de la periodista Ginger Thompson, que narra la masacre de la ciudad mexicana Allende. La serie creada por James Schamus no se enfoca en los carteles de narcotráfico, sino en la gente que sufrió las consecuencias de vivir en la ciudad.

A lo largo de seis episodios conocemos a personajes basados en hechos reales. Testimonios de sobrevivientes al hecho en cuestión, se condensaron en un guion escrito por Schamus y Monika Revilla. Durante el 2011, en la ciudad fronteriza de Allende conocemos al jefe de bomberos Ronaldo (Alejandro Ruiz). Él apoya la mesura de su compañero Chema (Everardo Arzate), ambos hacen un equipo honrado. Por las calles vemos a la humilde Doña Chayo (Mercedes Hernández) vendiendo jochos (perros calientes) junto a su nuero Paquito (Jesús Sida). Un giro a la escuela local nos permite apreciar un prominente equipo de fútbol americano donde Nancy (Jimena Pagaza) es la única chica. 

Esas son solo algunos de los personajes de la amplia lista que nos topamos en la serie; cada uno con una historia más entrañable que la otra. Al igual que la mayoría de nosotros, todos tratan de ganarse la vida de la mejor forma posible, y anhelan su evolución y progreso. Pero sus padres, hijos y parejas viven los días más oscuros a causa de la banda que domina todo el pueblo. El agente (Martín Peralta) de la administración de control antidrogas, obtiene información sobre los líderes del letal cártel de Los Zetas, e inicia un plan junto a sus infiltrados para desmantelar la banda.

Pronto el cartel entra en desesperación, y a raíz de una serie de eventos sospecha de cualquier persona que haya tenido un vínculo mínimo con alguno que consideren traidor de su bando. Esto desencadenó una terrible masacre que, en aquel entonces, pasó casi desapercibida.

A continuación verás 7 frases destacadas de esta historia:

Pensar que ahora hay un montón de cabrones que quieren comprármelas. Es una magnífica propiedad, pero está maldita por esa frontera, por ese río, por los migrantes”.

Anselmo a Isidro.

¿Qué harían los jefes del cártel? ¿Qué diablos hay en Allende? Por lo que se ve, nada”.

Carlos Revila (Martín Peralta) a su compañera.

Es un ‘vale verga’, un don nadie”. Héctor a su compañero, él le responde: “Todo el mundo es alguien aquí”.

El informe de la policía es mentira. Pero él no quiere que denuncie. Que si lo hago, se nos van a echar encima. Siempre le va mal a uno con los polis”. Hija de Doña Chayo, ella le responde: “Pues sí, pero al menos, esos cabrones traen uniforme. Y uno los puede ver llegar desde lejos. Con los otros, pues nunca se sabe”.

Ya lo sabes. Díselo a alguien y el Z-40 te va a sacar el pinche corazón con sus propias manos. No es mamada, güey. También se lo hace a la gente que lo mira feo”.

Miembros del cártel a Benjamin (Jero Medina)

Que su hijo se quede allá. Que tome y que hable allá. Porque sí toma y habla aquí, le puede ir mal. Podrá venir de día a pagar sus deudas. A cortarse el pelo, a hacerse la manicure. Pero la noche, la noche nos pertenece”.

Uno de los jefes del cártel a Isidro

Te casaste con un niño y, ahora que salga, va a ser un hombre. ¿Y sabes que? Los hombres no sirven para nada”.

Doña Chayo a su hija, hablando de Paquito.

No solo somos testigos de la gran brecha entre clases sociales, sino el abuso de poder tanto de los miembros del cartel como de la policía, quienes viven siguiendo bajo un lema particular: todos son culpables hasta que se demuestre su inocencia. También se toca el tema de la ‘trata de blancas’ y delicados vínculos de prostitución.

Las personas en su afán por ganar más dinero se adentran cada vez más en un mundo oscuro donde la confianza desaparece por completo. El filme trata de dar voz a todas esas historias reales; con facilidad se empatiza con los relatos a pesar de la abrumadora cantidad que se condensa. Finalmente, la visibilidad de cada relato resulta impactante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: