Críticas

La calle del terror: 1978, 5 frases de la segunda parte de una pesadilla

“La bruja, la maldición del pueblo. Por una noche Cindy creyó que podríamos terminarla. Yo también lo creí. Ahora sé que no hay final”.

Esto También Es.- La maldición de los habitantes de Shadyside continúa en la secuela de la trilogía de Fear Street de Netflix. La calle del terror: 1978 nos transporta al pasado para conocer más de la historia de la bruja mientras el director Leigh Janiak rinde homenaje a las películas slasher clásicas.

La sangre continúa derramándose, pero Deena (Kiana Madeira) planea acabar con la condena que Sarah Fier dejó para todos en Shadyside. Al final de la primera parte, Deena va en busca de C. Berman (Gillian Jacobs) para saber lo que sucedió en el pasado y cómo esto las ayudará a vencer a la bruja que vive dentro de Sam (Olivia Scott Welch).  C. Berman nos lleva hasta 1978, en un relato de cómo un campamento de jóvenes vivió sus peores vacaciones de verano.

El Camp Nightwing es donde se reúnen los jóvenes rivales de los pesimistas de Shadyside y los privilegiados de Sunnyvale. Ahí se encuentran las hermanas Berman, ambas poseen una relación tensa a causa de sus vidas en el pueblo embrujado. Ziggy (Sadie Sink) es una rebelde que no pretende arrodillarse ante los de Sunnyvale. Mientras que Cindy (Emily Rudd) pretende encajar en esa sociedad perfecta.

Dentro del mundo de Cindy todo debe ser perfecto para poder salir de Shadyside, mantiene una relación sana con Tommy Slater (McCabe Slye), pero se aleja de su amiga Alice (Ryan Simpkins) porque le recuerda todo lo malo que hay en su vida. Ziggy también es un recordatorio de eso. Pero a diferencia de su hermana ella es perseguida y maltratada por los de Sunnyvale, la llaman bruja. Pero ella sigue en pie, y el joven Nick Goode (Ted Sutherland) trata de apoyarla a pesar de tener una fama con la que cargar.

En solo un día, la esperada competencia de colores entre los pueblos se mancha de sangre, nuevamente la maldición de la bruja cobra vida con un nuevo asesino y nuevas víctimas. Disfruta a continuación de 5 frases destacadas del filme:

La escena de la última matanza fue el supermercado local. El sheriff Nick Goode encontró la tienda llena de sangre y sueños rotos”.

Dice una voz en la tv antes de introducirnos en el pasado de la maldición.

En Shadyside el pasado no es el pasado”.

Dice C. Berman a Deena

Eso decía de su hija, pero la gente cuerda no descuartiza a sus amigos”.

Explica Alguacil a Cindy, luego de que empezaran a suceder cosas extrañas en el campamento.

Hay algo en Shadyside, algo que nos oprime, nos maldice. Tienes miedo de admitirlo. Siempre quieres explicar todo”.

Explica Ziggy a Cindy

La bruja, la maldición del pueblo. Por una noche Cindy creyó que podríamos terminarla. Yo también lo creí. Ahora sé que no hay final”.

C. Berman a Deena

Los giros al final están bien ejecutados, al igual que en la primera parte, la película se toma un tiempo para presentarnos con suficiente profundidad todos los personajes. Cada uno tiene una razón para su comportamiento, en su mayoría los de Shadyside creen firmemente que están condenados a pasar una vida de miseria. Gracias a este acercamiento hacia los personajes, sus muertes se hacen más crudas y sentimentales.

Ahora Deena conoce cómo deshacerse de la bruja, y junto a su hermano quizá puedan solucionarlo todo. Pero los créditos al final que nos transportan hasta el año 1666, solo son un presagio de todo lo que está por venir para la joven de Shadyside.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: