Críticas

Hotel Transylvania 3: frases de unas vacaciones monstruosas

“La familia lo es todo. Tienes que honrar el pasado, pero nosotros hacemos nuestro propio futuro". 

Esto También Es.- Ser un monstruo puede ser realmente agotador. Y más cuando tienes bajo tu cuidado a decenas de ellos día tras día. Para Drácula (Adam Sandler), su vida gira en torno a su trabajo en el hotel y mantener el bienestar de su familia. Sin embargo, para esta tercera entrega de la franquicia Hotel Transylvania, los personajes deciden tomarse un descanso de sus ajetreadas vidas para disfrutar de unas vacaciones monstruosas.  

Diversión, pero con poco corazón  

Si hay algo que define a las producciones de Sony Picture es su capacidad para continuar con la misma fórmula y seguir siendo divertidas. Aunque las películas de Hotel Transylvania no tienen otra función más que entretener, las primeras dos entregas mostraron un mensaje original sobre el amor verdadero. La primera cinta nos introdujo en el romance inesperado entre un humano llamado Jonhy (Andy Samberg) y la hija del temible Drac, Mavis (Selena Gómez). Su historia de amor hizo “Clic”, es decir, realmente se enamoraron. El éxito de le película trajo consigo una secuela con un nuevo miembro a la manada y una trama inclinada hacia la convivencia familiar.  En el caso de Hotel Transylvania 3: Summer Vacation (Hotel Transylvania 3: Monstruos de vacaciones), la historia mantiene el mismo concepto, pero ahora todos se encuentran en un lujoso crucero para monstruos.  

La tercera entrega comienza con un prólogo ambientado en 1897 que presenta al cazador de monstruos Van Helsing (Jim Gaffigan), cuya familia ha intentado durante generaciones matar a Drácula y a todos los demás monstruos, sin embargo, no lo han logrado. De vuelta en el presente, Drac está ocupado coordinando otra boda monstruosa cuando se da cuenta de que todos sus amigos cercanos están emparejados. Sintiéndose solitario, intenta adentrarse en las citas en línea, pero rápidamente decide que no es para él.  

Cuando Mavis nota el agotamiento de su padre se le ocurre la brillante idea de tomar unas relajantes vacaciones familiares. De este modo, toda la pandilla se embarca en un crucero de lujo a Atlantis, donde la capitana humana Ericka (Kathryn Hahn) es en realidad una Van Helsing, y está decidida a cumplir con el legado de su familia, sin importar lo que sienta su corazón.  

Independientemente de seguir con la misma fórmula y no arriesgar lo suficiente, hay muchos momentos divertidos aquí. La película le dio a Drácula y los otros monstruos, Frank (Kevin James), Wayne (Steve Buscemi), Griffin (David Spade) y Murray (Keegan-Michael Key), espacios para recuperar el verdadero sentido del humor que caracteriza a la franquicia, para luego caer en el drama familiar de padre e hija, y más tarde en una escena épica de una batalla contra un pulpo con “La Macarena” de fondo. 

A continuación, disfruta de las 7 frases destacadas: 

“Lo más importante es entender que el amor es un enigma infinito que está más allá de nuestra comprensión”. 

Drac 

“La familia lo es todo. Tienes que honrar el pasado, pero nosotros hacemos nuestro propio futuro».  

Confiesa Drac 

“¿Qué fue eso?”, pregunta Mavis y Johnny responde: “¿Te refieres a la cita de tu papá?”. Mavis continua: “No fue una cita, fue una de esas cosas de trabajo … Te lo digo, Johnny, hay algo en esa mujer que no me hace confiar”. Johnny pregunta: “Pero quieres que tu papá sea feliz, ¿verdad?”. Mavis finaliza: Sí. Pero no con ella”. 

«Buenas noches, viajeros. Soy el profesor Abraham Van Helsing. Sí, uno de los Van Helsing». 

Dice Van Helsing 

«Los tiempos han cambiado, amigo. Incluso puedes encontrar a alguien con quien divertirte en tu teléfono ahora”, explica Griffin y Drac responde: “¿Qué? ¿de verdad? Oh, no, no, no, no, no. Estoy demasiado ocupado. Tengo a Mavis y Dennis, y el hotel y bla, bla, bla”. 

«Tenías razón, bisabuelo Van Helsing. Los monstruos son asquerosos». 

Confiesa Ericka a su bisabuelo 

“Bueno, supongo que el legado termina conmigo. Ese es un final incómodo”, dice Van Helsing y Ericka lo interrumpe: “¡No! ¡Es hora de comenzar un nuevo legado!”. Drácula finaliza: “Un legado de monstruos y humanos”. 

“Quizás encuentres tus propios fuegos artificiales en el crucero, dice Frank a Drácula, quien responde: “No es el barco del amor, Frank”. 

¿La monstruo diversión continua? 

Hotel Transylvania: Transformania (Hotel Transylvania 4) está destinada a ser la cuarta y última entrega de la franquicia. La cinta prevista para octubre promete darles un final memorable a las aventuras de los personajes, pero tras las críticas mixtas de la película anterior, los fanáticos se encuentran susceptibles.  

Como fan y amante de las cintas animadas, Hotel Transylvania es una de esas franquicias divertidas, pero completamente olvidables. No obstante, igual tendrán mi reseña sobre la cuarta entrega cuando se haya estrenado. Por los momentos, dejaré la sinopsis a continuación: 

“Cuando el misterioso invento de Van Helsing, el «Rayo Monsterfication», se vuelve loco, Drac y sus amigos monstruosos se transforman en humanos, mientras que Johnny se convierte en un monstruo. Con sus nuevos cuerpos disparejos, Drac, despojado de sus poderes, y un exuberante Johnny, que ama la vida como un monstruo, deben unirse y correr por todo el mundo para encontrar una cura antes de que sea demasiado tarde y antes de que se vuelvan locos el uno al otro. Con la ayuda de Mavis y la manada de Drac divertidos y humanos, la tensión está encendida para encontrar una manera de regresar antes de que sus transformaciones se vuelvan permanentes”.  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: