Críticas

The Man With The Answers: 5 frases de un viaje de nuevas experiencias

“Esa sensación cuando estás en el aire es increíble. Tu corazón late como loco. Y la adrenalina te recorre entero. Y en ese único momento estás volando. Ligero como una pluma. Hasta que la gravedad te tira hacia abajo de nuevo, solo para recordarte que no te puedes escapar. La gravedad siempre te tirará hacia abajo a la tierra”.

Esto También Es.- En un viaje por una carretera agradable, dos jóvenes sin rumbo fijo disfrutan de las pequeñeces de la vida mientras se redescubren a sí mismos. The Man With The Answers narra cómo se forja una relación entre dos desconocidos viajeros, en una historia escrita y dirigida por Stelios Kammitsis.

Victoras (Vasilis Magouliotis) es un buceador griego que ha sido premiado con varias medallas. Él divide su vida entre su trabajo en una carpintería y cuidar a su abuela enferma. Con la salud de su abuela empeorando, pronto pierde su vida y su nieto no tiene más razones para quedarse en la ciudad costera, entonces consigue algo de dinero para hacer un viaje en busca de su madre. En el barco que lo lleva de Grecia a Italia se topa con Mathias (Anton Weil), un estudiante alemán. 

Luego de llegar al puerto, Mathias se ofrece como guía de carretera hasta Alemania y Victoras acepta con muchas dudas en mente. Ambos poseen personalidades diferentes. Mathias es conversador, no tiene filtros, él dice todo lo que piensa. Mientras que Victoras es cerrado, malhumorado y apenas responde a las preguntas de su compañero. Sin embargo, el joven alemán es un espíritu libre que desea mostrarle a Victoras a disfrutar de la experiencia.

Durante el viaje las discusiones se vuelven frecuentes pero la relación de ambos crece de forma natural, y con el pasar de los días crean una gran química. A continuación verás 5 frases destacadas:

¿Quieres comprobar si voy en buena dirección?”. Dice Victoras a Mathias cuando inician su viaje, él le responde: “No existe una buena dirección. Tan solo… ¿podemos no tomar la autopista? Es aburrida, no hay nada que ver allí. Conozco carreteras provinciales hermosas”.

¿Cuál es la razón de tu viaje?”. Pregunta Mathias a Victoras, él le responde: “No hay razón. Solo voy a dar una vuelta”.

Desde que estamos en este viaje no entiendo por qué no quieres disfrutarlo”. Dice Mathias a Victoras, él le responde en broma: Tal vez estoy en peligro”.

Puedes juzgar mejor a un hombre por sus preguntas, que por sus respuestas”.

Explica Mathias a Victoras luego de proponerle un juego donde deben hacerse 20 preguntas entre ellos.

Esa sensación cuando estás en el aire es increíble. Tu corazón late como loco. Y la adrenalina te recorre entero. Y en ese único momento estás volando. Ligero como una pluma. Hasta que la gravedad te tira hacia abajo de nuevo, solo para recordarte que no te puedes escapar. La gravedad siempre te tirará hacia abajo a la tierra”.

Mathias a Victoras.

Los paisajes de la carretera son hermosos, pueblos pequeños, montañas enormes y senderos que transmiten tranquilidad. A pesar de los momentos de tensión, ver como evoluciona la relación entre Victoras y Mathias es encantador e hipnotizante. De alguna forma el joven alemán logró abrirse paso entre la vida del buceador y su familia, para acompañarlo en un proceso de aceptación y cambios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: