Críticas

Finding you: 7 frases de un amor entre la fama y la realidad

“La vida rara vez funciona de la forma que lo planeamos. Tenemos que aprender a tocar el dolor y la alegría. Están vinculados, como el día y la noche. No puedes tener uno sin el otro”. 

Esto También Es.- Finding You es una película romántica basada en la novela cristiana para jóvenes “There You’ll Find Me”. La trama principal cuenta el viaje de autodescubrimiento de una joven violinista que tras ser rechazada en una audición decide cursar un semestre en el lugar donde su hermano vivió antes de morir. Sin embargo, aprenderá que no solo su determinación para llegar al éxito es lo más importante, sino también creer y confiar en otras personas.  

Brian Baugh nos transporta al hermoso paisaje irlandés acompañado de sus tradiciones y, sobre todo, de su talento musical, para explorar junto a Finley Sinclair (Rose Reid) las aventuras que le esperan. Tras su rechazo en una orquesta en Nueva York, la protagonista decide tomar sus maletas y embarcarse en un avión con destino a Irlanda, donde estudiará un semestre mientras busca pulir su talento.  

Su mala suerte parece cambiar cuando toma un asiento libre en primera clase para su vuelo internacional. Y sin darse cuenta, descubre que está sentada al lado de una estrella de cine llamado Beckett Rush (Jedidiah Goodacre), un actor famoso que se encuentra viajando para las últimas filmaciones de su próxima película. Aunque Finley no está impresionada de su arrogancia, se puede notar su pizca interés por el chico, quien curiosamente también se hospeda en el mismo sitio que ella.  

A medida que transcurre los días, Beckett se convierte en el guía turístico de Finley que, a decir verdad, viene siendo la mejor parte de la película. Las aventuras y momentos que comparten en este cálido pueblo irlandés se roban el protagonismo de la historia. Pero, sin lugar a dudas, la incorporación de varias subtramas hace que la cinta pierda el camino. Además de algunas incoherencias como, por ejemplo, el hecho de que Finley fue con la finalidad de estudiar y que se haya obviado por completo esta parte. 

Al fin y al cabo, si estás aquí por el placer de ver romances dramáticos, entonces llegaste al lugar indicado. Finding You cumple, pese al guión predecible, con unas buenas dosis de drama enfocadas en la vida de la estrella de cine, quien en realidad no está siguiendo su sueño por complacer a su estricto manager y padre (Tom Everett Scott) y a su novia superficial Taylor Risdale (Katherine McNamara). Mientras tanto, Finley entabla amistad con una anciana malhumorada (Vanessa Redgrave) que lleva años separada de su hermana por un conflicto familiar. Motivada por este secreto, la protagonista comenzará a investigar que ocurrió mientras intentar batallar contra sus sentimientos por Beckett. 

A continuación, podrás disfrutar de las 7 frases destacadas: 

«Estar aquí en Irlanda me ha enseñado a mirar las cosas profundamente».  

Finley Sinclair  

“Alguien está de mal humor cuando se despierta”, bromea Beckett y Finley responde: “No, pero la arrogancia me pone de mal humor». Él continua: “Algunas personas confunden la confianza con la arrogancia”. Ella finaliza: Estoy bastante segura que es solo arrogancia. Conozco a tu tipo”. 

“La vida puede ser dura fuera de la burbuja de las celebridades. Ya sabes, en el mundo real”. 

Bromea Finley mientras Beckett se ofende  

“Si a esto es a lo que los jóvenes han llegado, entonces el mundo entero está condenado”. 

Dice la Sra. Sweeney a Finley 

“Ahora, estás en un pub en Irlanda no en una orquesta. Diviértete. No importa lo que sean tus dedos o las notas que logras es como los tocas, ¿verdad? Tócalos con tu corazón. Tócalo como lo sientes. Si lo sientes, lo harán. ¿Amas este instrumento? Entonces demuéstrale que lo amas y luego los tendrás envueltos alrededor de tus dedos”. 

Dice Seamus (Patrick Bergin) a Finley refiriéndose al violín  

“Si quieres vivir esta doble vida, no puedo ser parte de ninguna de las dos”. 

Finley a Beckett 

“La vida rara vez funciona de la forma que lo planeamos. Tenemos que aprender a tocar el dolor y la alegría. Están vinculados, como el día y la noche. No puedes tener uno sin el otro”. 

Seamus 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: