Críticas

Misha and the Wolves: 10 frases sobre una víctima y villana del Holocausto

“A veces, una historia es tan asombrosa que parece increíble. A veces, la tristeza que alguien siente es tan grande que abruma. Y, a veces, el valor es tan enorme que te humilla”. 

Esto También Es.- ¿Alguna vez has llegado a cuestionarte una historia por muy asombrosa que parezca? En el nuevo documental de Netflix, Misha and the Wolves, la credibilidad de una anécdota basada en hechos reales se pone a prueba tras una serie de investigaciones que condujeron a un escándalo. 

El documental de Sam Hobkinson es más retorcido que cualquier otra historia de detectives, y cada vez que crees que lo has descubierto, probablemente estés a punto de descubrir una nueva pista. “Misha y los lobos cuenta la historia de Misha Defonseca, una escritora belga radicada en Estados Unidos que a finales de los 90 publicó “Misha: A Memoire of the Holocaust Years”.  

Este libro sobre sus memorias narra su sorprendente viaje en medio de una guerra devastadora. Según la obra, Misha tenía siete años y así como muchos niños judíos, tuvo que enfrentar la temprana separación de sus padres para protegerse del enemigo. Aunque en la mayoría de los casos una gran cantidad de personas no vivieron para contar su historia, Misha representa ese porcentaje mínimo de jóvenes que sobrevivieron al Holocausto. Sin embargo, lo impresionante de esta experiencia no solo fue el hecho de sobrevivir, sino las anécdotas de esta travesía interminable. Como dice el título, durante su vasto viaje para reencontrarse con sus padres, Misha fue adoptada por una manada de lobos que la guiaron y protegieron.  

La historia del Holocausto que no fue 

Con los años, Misha DeFonseca y su esposo Maurice se residenciaron en Massachusetts a finales de los 80. En el pueblo, la pareja era conocida por ser personas amigables con un amor impresionante por los animales. Poco tiempo pasó para que Misha finalmente hablará sobre su experiencia en la Segunda Guerra Mundial, y de esta manera, la comunidad quedó impactada tras sus relatos. Su historia cautivó a decenas de personas, incluyendo a una presentadora de radio local. Más tarde, la editora Jane Daniel llegó a la vida de Misha para proponerle escribir sus memorias.  

En 1997, el libro ya se había publicado, pero aún no lograban el éxito que querían. Hasta que Oprah Winfrey se interesó por él y tiempo más tarde, Disney quería la historia para una película. Parecía que la tragedia de su infancia por fin estaba dando frutos en la vida de Misha, sin embargo, una discusión condujo a una demanda devastadora.  

Misha sintió que Jane Daniel se estaba beneficiando de sus traumas y demandó con éxito por 22,5 millones de dólares. Luego, DeFonseca llevó su libro a Europa, donde sus memorias se convirtieron instantáneamente en un éxito de ventas. La popularidad hizo que esta historia basada en hechos reales llegará a la pantalla grande en 2007, mientras Misha se ganaba la simpatía de todo aquel que estuviera interesado en su historia.  

Sin embargo, Jane Daniel junto con dos mujeres llevaron a cabo una de las investigaciones más exhaustivas y cuando la verdad se extendió públicamente, la respetada fama y credibilidad de Misha se pusieron a prueba. Disfruta del desenlace de la historia a través de Netflix.  

A continuación, podrás ver las 10 frases destacadas del documental: 

“A veces, una historia es tan asombrosa que parece increíble. A veces, la tristeza que alguien siente es tan grande que abruma. Y, a veces, el valor es tan enorme que te humilla”. 

Voz en off 

“Tenía frío, pero tenía que seguir. Un paso a la vez. Eso es sobrevivir. Tienes que seguir y dar un paso a la vez”. 

Voz en off de Misha contando su historia de supervivencia 

“Ella sabe quién es. Sabe dónde nació. Sabe quién era su madre. Pero supuestamente no. Perdió su identidad en la guerra. No tiene sentido. Claramente, sabía mucho más sobre quién era de lo que me había dicho. ¿Qué más no sería cierto? Me habían vencido tribunales y abogados. Mi vida había dado un vuelco. Quería recuperarla. Si puedo probar que no es quien dice, puedo anular este juicio”. 

Explica Jane Daniel cuando descubrió el nombre de los padres de Misha 

“Por extraordinaria que fuera su historia tuve que tener presente que podría haber sido una niña oculta judía. ¿Y si es verdad? Qué injusto desafiarla. Y aunque no sea mayormente cierto, qué injusto faltarle el respeto a lo que ha pasado”.  

Jane Daniel  

“Sentí que estaba en una obra para la que no había hecho el casting. No quería el papel ni estar en la obra. Me estaba consumiendo. Esto me controlaba la vida”. 

Jane Daniel  

“Ahora podemos ver que no es solo una mentira piadosa. Es una conspiración enorme de más de 20 años para difundir algo que era una mentira total Esta no era la verdadera Misha”. 

Jane Daniel 

“El hecho de que mintiera sobre haber sobrevivido al Holocausto me hizo llorar. Misha Defonseca se aprovechó de la compasión. Así se convirtió en una narradora maravillosa. Por la compasión. Así fue como Misha engañó a la gente. Por la compasión”. 

Karen Schulman 

“Este libro, esta historia son míos. No son la realidad, pero sí fue mi realidad. Mi forma de sobrevivir. Pido perdón. Solo quería exorcizar mi sufrimiento”.  

Marc Metdepenningen lee el testimonio de Misha cuando se supo la verdad 

“Yo le creí. No vi nada en esos esos que me hiciera creer que no me decía la verdad. Solo buscaba mayor veracidad para confirmar lo que ya creía. En retrospectiva, es escalofriante. Pero en ese momento, yo sentí mucho respeto por la experiencia de alguien en lo que creo que todos, como ciudadanos globales, reconocemos como el momento más oscuro de la historia de nuestro mundo. No me correspondía cuestionarla”. 

Candy O´Terry

“Creer es humano. La credibilidad es otra cosa. Tu necesidad de cuestionarte si algo no es así, te ayudará a diferenciar lo qué es verdad de lo que no lo es”. 

Evelyne Haendel

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: