Críticas

Sweet Girl: 7 frases sobre una venganza con un plot twist interesante

“El pasado es como un sueño. Hay recuerdos que nos marcan, nos moldean el carácter. Un mosaico de imágenes y sentimientos que muestran un poco cómo llegamos aquí. Aunque los detalles se vayan borrando”. 

Esto También Es.- La industria farmacéutica ha sido uno de los temas más explorados dentro del mundo del cine, y algunos se preguntarán: ¿por qué? Bueno, la respuesta nos puede llevar a varios caminos. Pero sin duda siempre terminará en la corrupción y por supuesto, los intereses de los políticos de turno. En el nuevo thriller de venganza de Netflix, Sweet Girl, el director Brian Andrew Mendoza explora las artimañas de las grandes corporaciones de salud junto al drama familiar con Jason Momoa al mando.  

El actor Hawaiano famoso por su papel de Aquaman en el Universo de DC se mete en la piel de Ray Cooper, un devoto padre de familia que junto a su hija Rachel (Isabela Merced) y su esposa Amanda (Adria Arjona) viven la vida de una forma simple, pero feliz. Sin embargo, la historia comienza con un enfrentamiento turbio en los primeros segundos para luego ir al pasado y explicar los acontecimientos que los llevaron hasta ese lugar.  

Después de una entrada un poco desconcertante, “Sweet Girl” se centra en la dinámica familiar, en especial en el diagnóstico de cáncer de Amanda, y las consecuencias de la enfermedad. Para costear el tratamiento de su esposa, Ray Cooper toma horas extras de trabajo y utiliza todo a su alcance, incluidos los ahorros familiares para pagar la clínica. Sin embargo, cuando el Dr. Wu (Reggie Lee) le da la buena noticia a Ray sobre la venta del medicamento Spero, la versión genérica de la costosa droga Infirmam, las posibilidades de que Amanda sobreviva se elevan.  

Pero luego de unos días, la tragedia llega nuevamente a la vida de los Cooper cuando descubren que el medicamento del que Amanda depende termina siendo retirado del mercado indefinidamente, dejando a miles de personas sin la oportunidad de salvarse. Cuando la muerte de Amanda llega, Ray comienza su plan de venganza que va directo a Simon Keeley (Justin Bartha), el director ejecutivo de la malvada compañía BioPrime. Sin embargo, mientras avanza la cinta, Ray y su hija Rachel se darán cuenta que el complot farmacéutico es más grande de lo que pensaban. 

“Sweet Girl” entra a la lista de películas de venganza que tenía el potencial para ser una historia al mejor estilo de Liam Neeson, pero su predecible guión y el mal desarrollo de los personajes solo nos dejó con un plot twist interesante, pero incapaz de elevar la apuesta. Lo que nos lleva a una trama gastada sobre la corrupción del sistema de salud en Estados Unidos.  

A continuación, podrás ver las 7 frases destacadas: 

El pasado es como un sueño. Hay recuerdos que nos marcan, nos moldean el carácter. Un mosaico de imágenes y sentimientos que muestran un poco cómo llegamos aquí. Aunque los detalles se vayan borrando”. 

Voz en off de Ray 

¿Qué miras hombre?, pregunta Amanda a Ray y él responde: Te miro a ti, mujer”. 

 Con los años, nos damos cuenta de que solo somos las experiencias que vivimos”. 

Voz en off de Ray 

“El dolor nos unió más todavía. Y verla crecer hizo que me encontrara de nuevo. Sin embargo, me pregunto ¿son mis recuerdos o son los de ella?”. 

Ray 

“Mientras estemos juntos, seguiremos siendo una familia”. 

Ray a su hija 

“Solo necesito darle sentido a esto”, dice Ray y Rachel responde: “Sé que estás luchando por nosotros, pero esta es mi lucha también”.  

Ray, la triste realidad es que el cáncer suele ser una sentencia de muerte. A corto plazo ¿que podríamos darle? ¿Cuál es el costo de pasar un poco más de tiempo con tus seres queridos? Un año, un mes, un día. Es imposible ponerle precio”.    

Dice Simon Keeley 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: