Críticas

The Chair: 10 frases de una profesora apasionada por la enseñanza

“La universidad debe ser un lugar de libertad de expresión y el intercambio de ideas sin miedo”. 

Esto También Es.-  Sandra Oh regresa a la televisión después de haber dado vida a la sarcástica y competitiva Dra. Cristina Yang en Grey’s Anatomy y a la agente de seguridad Eve Polastri en Killing Eve. Esta vez, encarnando a una entusiasta profesora de inglés de una de las casas de estudios más prestigiosas de Inglaterra.  

La nueva apuesta de Netflix, The Chair (La directora), es una serie de seis episodios con todos los ingredientes para convertirse en un éxito de la plataforma. Además, los genios detrás de este proyecto son los creadores de una de las mejores series de la historia. Sí, estamos hablando de  Game of Thrones de David Benioff y D.B. Weiss. Así que, con vista al próximo fin de semana, esta producción puede salvarte del aburrimiento al regalarte unas cuantas risas.  

La pasión por enseñar y los conflictos personales 

Ji-Yoon Kim (Sandra Oh) es una profesora universitaria apasionada por la enseñanza, la justicia y los nuevos métodos de estudio. A simple vista, es la mejor opción para ocupar el cargo de directora del departamento de inglés de Pembroke College. Lo relevante de su ascenso es que es toda una hazaña histórica para la universidad por ser la primera mujer en obtener esta distinción. Sin embargo, pronto será bombardeada con una serie de desafíos y altas expectativas.  

Pembroke College es una casa de estudio con una gran trayectoria, pero con el tiempo ha perdido prestigio entre las nuevas generaciones de estudiantes. Para que no se apaguen las luces en la universidad, es necesario que nuevos alumnos se interesen en el programa estudiantil. Desde el primer episodio, este es el reto más complicado que debe asumir Ji-Yoon Kim, y aún más cuando se trata de un sistema educativo que solo beneficia a un grupo privilegiado.  

Su estadía como directora se complica aún más cuando el rector Larson (David Morse) le exige que despida a tres de sus profesores más antiguos por la simple razón de que tienen en promedio cinco alumnos por cátedra debido a que los estudiantes no se sienten interesados por sus clases. Ellos son Elliot Rentz (Bob Balaban), John McHale (Ron Crawford) y Joan Hambling (Holland Taylor). Sin embargo, Ji-Yoon está dispuesta a defender la permanencia de sus docentes veteranos mientras planea unificar un sistema educativo donde el modelo “viejo” y los nuevos métodos se integren de la mejor forma posible.  

Para poner en marcha su plan cuenta con la única profesora de color llamada Yaz McKay (Nana Mensah), quien ha revolucionado sus clases con nuevos métodos que les permiten a los estudiantes explorar la literatura desde otra perspectiva. Pero al mismo tiempo, debe enfrentarse a la directiva tras un malentendido con un profesor (Jay Duplass) que acaba de perder a su esposa, y ahora su trabajo pende de un hilo. 

The Chair explora temas de gran impacto como la discriminación, el feminismo, la vaga representación de las minorías y, por supuesto, la complejidad de ser profesora en un sistema hecho por hombres. A lo largo de los seis episodios, Ji-Yoon debe enfrentarse no solo a los reglamentos de la universidad, sino que también debe lidiar con las consecuencias de cómo su carrera ha afectado su relación con su hija adoptiva Ju Ju (Everly Carganilla).  

Pese a que la historia central es un torbellino de drama, cada episodio fluye de una manera perfecta, lo que facilita mantenerse al tanto con las vidas de los personajes principales. Además, la comedia aquí llega en los momentos más inesperados. “La directora” es una apuesta digna de un atracón. Y si tenemos suerte, es posible que Netflix de luz verde para una segunda temporada.

A continuación, disfruta de las 10 frases destacadas: 

“Te entiendo. Cuando yo empecé, decían: ¿Una asiática enseñando sobre Emily Dickinson? Pero tenemos una verdadera oportunidad”.  

Ji-Yoon Kim a Yaz 

“Si algo es cierto no tiene connotación moral. Solo es una afirmación”. 

Explica Joan Hambling 

“Sé que te preocupa tu imagen como directora, pero ya no tienes que preocuparte de probarle nada a nadie. Mírate. Lo lograste. Llegaste a la cima de tu profesión. Tienes la oficina más grande, las publicaciones y una hermosa y complicada hija. ¿Has pensado en verme como una ventaja con valor agregado?”. 

Pregunta Bill a Ji-Yoon Kim 

“La enseñanza avanzó, pero tú sigues atrapado en el pasado”. 

Ji-Yoon Kim a David 

“Enseñar no es un pasatiempo, es una profesión. Si realmente quieres contribuir, diles que cambiaste de opinión”. 

Ji-Yoon Kim a David 

“Esta es una de las pocas profesiones en las que te respetan más si envejeces. Una de las razones por las que elegí es porque no te echan por ser vieja. Nunca pensé en jubilarme”.  

Joan a los profesores 

“Toda una vida de trabajo y a nadie le importa”. 

Dice el profesor Elliot 

“Intentaba ayudar a cocinar a mamá cuando estaba enferma. Pero siempre me decía: No, ve a estudiar. Nunca quiso que hiciera cosas de casa. No iba a ser ama de casa. Iba a ser doctora. Bueno, no esta clase de doctora”.  

Ji-Yoon Kim a la psicóloga  

“Estaba pensando esta mañana que para ser profesor de inglés tienes que enamorarte de las historias, la literatura. Cuando haces eso, intentas ver las cosas desde otra perspectiva. Intentas ocupar un espacio diferente. Y… Al leer una historia, estás en un estado de posibilidades, a diferente del estado opresivo de la vida real. El texto es un ente vivo. Y leerlo es una especie de conversación o baile. A veces, amas tanto un poema que cada vez que lo lees aprendes algo nuevo y te sientes transformado. Es una relación muy complicada, pero fiel”. 

Bill en la audiencia 

“La universidad debe ser un lugar de libertad de expresión y el intercambio de ideas sin miedo”. 

Bill a sus estudiantes  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: